WaterSeer obtiene agua de la atmósfera

WaterSeer se suma a la lista de dispositivos basados en la condensación para recolectar agua. Pero en su caso, no requiere de una fuente de energía externa, pues recoge el agua de la atmósfera. Se trata de un pozo instalado 2 m debajo de la tierra capaz de obtener hasta 40 litros de agua potable al día.

El aparato se alimenta de la energía generada por una turbina eólica integrada, que hace girar las aspas de un ventilador interno. El aire se envía a una cámara subterránea de condensación que lo enfría y condensa el vapor. De este modo, el agua generada fluye hacia la cámara inferior, donde la gente puede recogerla.

El invento es de bajo costo y corrió a cargo de Laboratorios VICI, que contó con el apoyo de la Universidad de Berkeley y la National Peace Corps Association. Se trata de un nuevo esfuerzo para dar solución a la escasez de agua potable, que afecta a más de 2.3 millones de personas en todo el planeta.

La empresa inició una campaña con la que busca recaudar hasta US$ 77,000 para poder construir los dispositivos de captación de agua a nivel global. Además, al tratarse de una organización sin fines de lucro, ha prometido que por cada máquina vendida donará una adicional.