Tía María a un paso de conseguir autorización

El proyecto minero de cobre Tía María, ubicado en la provincia arequipeña de Islay, estaría a punto de conseguir permiso para iniciar operaciones. Según el exviceministro de Minas, Rómulo Mucho, esto permitiría aumentar en US$ 720 millones al año el monto de exportación del Perú.

El ingeniero Mucho indicó que también se generaría canon minero por US$ 150 millones anuales, además de 3,500 puestos de trabajo directos en la fase de construcción (dos años) y alrededor de 1,000 empleos en la etapa de construcción.

“Todo ese impacto se multiplicaría por el lado de los proveedores y los encadenamientos productivos. Además, se añadiría un valor muy grande al PBI de Arequipa”, manifestó.

El ingeniero recordó que la inversión comprometida por la compañía Southern Copper Perú en el proyecto Tía María asciende a US$ 1,400 millones y su explotación representaría el 6% de la producción nacional de cobre.



De otro lado, autoridades como el ministro de Economía, Carlos Oliva, y el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, han coincidido en que el proyecto cumple con los requisitos para que se le entregue el permiso de construcción. 

Sin embargo, el ministro indicó que si Southern Copper logra obtener la luz verde del Ministerio de Energía y Minas (MEM), deberá empezar a trabajar en la licencia social para generar entendimientos con la "población de Islay que tiene una serie de requerimientos que son válidos".

Al respecto, Southern Cooper Perú, ya se ha comprometido en una misiva enviada al Ministerio de Energía y Minas, a no empezar las obras si no consigue la licencia social, a pesar de que le hayan otorgado la licencia de construcción. 

El CEO de la minera, Óscar González Rocha, comentó, hace algunos días, que si el gobierno le da el visto bueno a la compañía, esta podrá comenzar a construir un campamento minero y oficinas administrativas, mas no avanzaría con la construcción de la minas o las plantas si es que no ha obtenido la aceptación de la comunidad local de Arequipa. 

Como se recuerda, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto vence en agosto, por lo que la empresa requiere obtener la licencia en las próximas semanas.

Según Southern Copper, las operaciones en Tía María no alterarán otras actividades económicas en el valle de Tambo porque se utilizará agua desalinizada. Además, la compañía construirá un ferrocarril industrial para transportar suministros de la mina y mineral de cobre; así como una vía de acceso al proyecto a una "distancia prudente" del valle de Tambo.

Southern también resaltó que durante la fase de construcción y operación priorizará la contratación de mano de obra local. La empresa aseguró que ha iniciado el programa gratuito de capacitación técnica “Forjando Futuro”, el cual beneficiaría a 700 pobladores de Islay.