Terreno de Cantagallo no es apto para construcción de viviendas, según estudio

El terreno que estaba destinado a la construcción un proyecto habitacional para la comunidad shipibo-conibo de Cantagallo, en el Rímac, no es apto para construir edificaciones, ya que presenta “concentraciones elevadas de plomo y arsénico que ponen en riesgo la salud de los habitantes”, señaló el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS).

El MVCS citó el “Estudio Geotécnico con fines de Cimentación en el terreno denominado Sub Lote 02 de Cantagallo – Rímac”, el cual señala que el suelo de la zona no posee las características necesarias para construir viviendas.



Como se recuerda, un incendio ocurrido en noviembre del 2016 afectó a 430 viviendas en la comunidad de Cantagallo, dejando a decenas de familias sin hogar. En aquella ocasión, el sector Vivienda se comprometió a iniciar un proyecto habitacional que incluía la construcción de 238 unidades a través del programa Techo Propio.

Recientemente, más de 200 familias de la comunidad shipibo-conibo retornaron a Cantagallo, luego de denunciar la cancelación del proyecto por parte del MVCS. Según indicaron, optaron por regresar al terreno ya que se sienten defraudados por el Estado.

Al respecto, el ministerio aseguró que ha delegado un equipo técnico para evaluar otra alternativa que beneficie a la comunidad shipibo-conibo. Además, anunció una reunión con los dirigentes de dicha comunidad a fin de encontrar una solución.