Robo de medidores ocasionó pérdida de 140,000 litros de agua en Lima y Callao

Sedapal denunció que el robo y vandalismo de medidores de agua en Lima y Callao se incrementó 92% entre enero y abril de este año con relación al mismo periodo del año pasado. La empresa aseguró que estos actos ilícitos ocasionaron la pérdida de 140,000 litros de agua potable, equivalente a medio millón de soles.

Las estadísticas de Sedapal reflejan que el número de robos se elevó a 4,872 en los primeros cuatro meses del año, y los distritos que resultaron más afectados fueron Santa Rosa, Callao, Cercado de Lima, Ventanilla, Carabayllo, Comas, Puente Piedra, Rímac, Independencia, San Martín de Porres y Los Olivos.



Para evitar estos casos, Sedapal exhortó a los usuarios a que denuncien estos hechos ante las autoridades o la propia empresa, a través de los números 317-800 y 0800-16-300. Según el Código Penal, el robo de un medidor de agua es castigado con pena privativa de la libertad, ya que supone un atentado contra un bien de servicio público.

El robo de medidores no es el único problema por erradicar, pues se suma la manipulación o alteración de los mismos. Solo en este año, Sedapal ha identificado cerca de 3,000 casos de este tipo a través de su sistema de anomalías de lectura. La empresa señaló que aplica los procesos administrativos, civiles y penales al cliente infractor, a quien le carga el costo del nuevo medido y los devengados de consumos.