Proyecto Tía María es incierta por cambio de autoridades

Tía María es el segundo proyecto minero más grande de Arequipa y el décimo en importancia del país por la inversión de US$ 1,400 millones prevista para su puesta en marcha. Sin embargo, las autoridades de la provincia de Islay, que culminan su gestión este 31 de diciembre, han rechazado la mina, por lo que su futuro es incierto.

El escenario para el periodo 2019–2022 podría ser diferente. La mayoría de las nuevas autoridades municipales elegidas este 7 de octubre no ha mostrado una posición radical contra el proyecto, aunque tampoco a favor. El electo alcalde de Islay, Edgar Rivera Cervera, señala que tiene otras prioridades y que Tía María no está en su agenda. En comunicación con el diario El Comercio, dijo que se enfocará en otros sectores.

“La prioridad es la construcción de una represa. Tía María es un tema del Gobierno Central. Yo no fui elegido por mostrar una posición a favor o en contra de la mina. Me eligieron para fortalecer y trabajar en agricultura, pesquería y turismo que es lo que existe en mi provincia, la minería no existe”, afirmó. “Por último, a quien tienen que convencer de algo, no es a mí, sino a la población del Valle de Tambo”, añadió Rivera al diario.

Aunque el próximo alcalde de Islay dice que el proyecto no está en su agenda, la agrupación que lo llevó al poder sí tiene una postura al respecto. En su plan de gobierno, el candidato por la región, Javier Ísmodes (quien pasó a la segunda vuelta electoral) afirma que impulsará Tía María “siempre y cuando (el proyecto) invierta en un fideicomiso de desarrollo integral de Islay”.

El próximo 9 de diciembre, Ísmodes disputará el Gobierno Regional de Arequipa con Elmer Cáceres, quien sí tiene un marcado discurso en contra de la mina.