Nueva York: Hidrantes públicos permiten a ciudadanos beber de la red de agua de la ciudad

El estudio de diseño neoyorquino “Agency-Agency” junto al diseñador local Chris Woebken, colocó una serie de accesorios de plomería color azul brillante en los hidrantes de incendio de la ciudad de Nueva York, a fin de convertirlos en fuentes de bebida para los transeúntes. La iniciativa busca encontrar respuestas de diseño a los problemas de falta de agua que apremian al mundo actual.

New Public Hydrant fue desarrollado en el 2018 en contribución al programa de investigación Water Futures. Se trata de tres dispositivos conectados a los hidrantes y pueden obtener agua de éstos. Es importante recordar que Nueva York es una de las cinco ciudades en Estados Unidos cuya calidad de agua potable es tan alta que no necesita filtrarse.

El primer dispositivo, “Hydrants for All” busca llevar agua potable a los habitantes de la ciudad, así como a las mascotas. Consta de cuatro recipientes poco profundos situados a varias alturas. Todas las cuencas están conectadas por un tubo vertical, el cual siempre está abastecido.



Luego está el “Hydrant on Tap”, una estación de recarga para botellas de agua reutilizables. El flujo de agua es controlado con una manija larga, y sale de un pico curvo similar a un grifo. “Hydrant on tap hace referencia a la idea del agua del grifo, que podría ser accesible en un espacio público”, señala el equipo de Agency-Agency.

El tercer elemento es el “Hydration Space”, un rociador que dispara agua hacia arriba para enfriar el entorno inmediato y crear un área recreativa para los niños. Su alcance llega a cubrir un gran radio. Todas las válvulas cuentan con cierre para evitar desperdiciar el agua cuando no están en uso.