Ganadores del I Concurso Internacional de Anteproyectos Arquitectónicos de Catálogos de Escuelas Modulares

El Ministerio de Educación (Minedu) y el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied), premiaron a las propuestas ganadoras del Primer Concurso Internacional de Anteproyectos Arquitectónicos de Catálogos de Escuelas Modulares, que permitirá a nuestro país en su centenario contar con 2,803 colegios adaptados a cinco condiciones bioclimáticas del Perú.

La empresa ganadora del concurso fue FD Arquitectos SAC, que cuenta con más de 30 años desarrollando proyectos urbanos y arquitectónicos en Perú, Ecuador y Argentina. Fueron cinco las propuestas que serán replicadas en diversas zonas del país: Costa, Costa Lluviosa, Sierra, Heladas y Selva.

El ministro de Educación, Daniel Alfaro, explicó aseveró que para el 2021 podremos contar con 2,803 Escuelas Bicentenario que beneficiarán a cerca de un millón de alumnos de todo el país. “Este sistema, además de contribuir al cierra de la brecha de infraestructura educativa, va a permitir elaborar proyectos en tiempo récord, desde su formulación hasta su ejecución, con metrados y costos de inversión precisos, y se adapta a distintas situaciones, escuelas nuevas y ampliaciones”, anotó Alfaro.

PROPUESTAS

Las propuestas se construyen mutuamente sobre tres pilares: La Naturaleza, sus recursos, diversidad geográfica y clima de la región; La Comunidad, sus deseos, realidad socio-cultural económica, contexto urbano o rural y La Identidad, su cosmovisión, tradiciones y sabidurías locales. Prima el aula como núcleo pedagógico multiuso: todas las superficies son pedagógicas, muros, pisos, pasadizos, mobiliario, se pliegan, subdividen, crecen, atomizan, etc. El diseño permite conectar Aulas con más Aulas, talleres o Sum en una misma crujía, previendo modelos educativos futuros donde la Escuela puede ser usada de día y de noche, por alumnos, maestros y comunidad.



La estructura y modulación optimiza las áreas útiles de módulos (duro: pórticos de concreto, losa aligerada y muro de bloques de concreto) y de circulación (blando: metal, losa colaborante) y su modulación permite intercambiar Aulas con Talleres, SUM, etc. Esta lógica estructural promueve una fabricación prefabricado a bajo costo y con materiales disponibles en el mercado que reduce el mantenimiento al mínimo.

La precisión y sencillez estructural de los componentes permite el reciclaje de techos y conectores cuando la escuela crece verticalmente, así como sumarse y/o renovar escuelas existentes, reformulando sus espacios pedagógicos. Esto también fomenta a la comunidad a replicar y/o completar algunas de las estructuras modulares exteriores e interiores (juegos, techos, tabiques, exteriores).

El diseño y los materiales empleados aíslan del eterno calor brindando confort pasivo además de tecnologías activas de confort alternativo de energía, agua y saneamiento y reciclaje de material constructivo para reducir su huella ecológica.

Así, al insertarse la Escuela en un Territorio, el Territorio es la Escuela: Según su emplazamiento, la Escuela es una Montaña, un Rio, un Bosque, un Lago, una Pampa y este territorio (naturaleza, comunidad, identidad) construye física y mentalmente la Escuela como su principal maestro.

COSTA

Estrecha región desértica y árida que colinda con el mar y se extiende desde Tumbes hasta Tacna. Su geografía es generalmente plana y ondulada, con partes montañosas en cercanía con la sierra.  La costa o “chala” se vuelve verde en los valles conformados por los ríos que vienen de los andes. El clima suele ser templado y húmedo, con densas neblinas que incrementan la sensación térmica. Estas características permiten una mayor integración entre los espacios abiertos y cerrados, y la posibilidad de llegar a cierto confort climático sin la intervención de medios mecánicos.

 

La Escuela se emplaza según sus condiciones geográficas, tomando en cuenta principalmente el asoleamiento (latitud), vientos y temperaturas de la ciudad; para de esa forma hacer un uso eficiente de los recursos tecnológico-constructivos incorporados.

Estructuras. Módulo base de pórticos de concreto armado, de 4.40m de ancho por 7.40m de largo, dimensiones que, en sus combinaciones, permiten la conformación de todos los espacios requeridos para el colegio. Esta configuración permite resolver losas aligeradas con poca luz y sistematizar los encofrados de manera muy eficiente, tanto de los elementos verticales, como las vigas y losas. Cuenta con una altura de piso a piso de 3.75 ml, las columnas tienen forma de T, lo cual asegura, por criterios de compensación estructural la resistencia sísmica del conjunto en dos direcciones. Las vigas son de concreto armado de .25 x .75 con lo cual aseguramos la altura libre de 3.00 ml para ambientes educativos.

 

COSTA LLUVIOSA

El proyecto nace de la doble necesidad de construir sombras y de administrar el agua cuando se produce un eventual fenómeno de El Niño. La piel refresca el espacio, permite ventilación cruzada y aporta flexibilidad y espacios para todo tipo de aprendizajes. La Escuela se organiza del mismo modo que un bosque de la región. Es un espacio continuo matizado por diferentes sombras, naturales y arquitectónicas, que acogen a los niños, la educación y a la comunidad.

Sistema mixto. El diseño combina módulos pesados y ligeros de acero y de concreto. La piel crea una sombra, bajo la cual, los bloques de mayor inercia térmica, ofrecen un espacio óptimamente acondicionado para el aprendizaje. La piel garantiza espacios ventilados y evita la alta radiación. Esta lógica textil permite acabados con diferentes materiales: Metal, fibrocemento, bambú, petate, caña o quincha a elegir en función del contexto en que se ubique el colegio. Además este recubrimiento epitelial dota de una unidad al conjunto y se suma a la ciudad ofreciendo una necesaria imagen de orden y decoro.

 

SIERRA

La Escuela se emplaza según sus condiciones geográficas. La sierra se divide en tres subregiones que tendrán configuraciones distintas en función del recorrido solar y lotes. La escuela se piensa como un sistema abierto flexible, que libera el fondo del terreno y se agrupa de la manera más efectiva para el control climático.

Se propone ladrillo hueco de concreto. Posible aislamiento en alvéolos, en las zonas frías. También control superficies de vanos para evitar dispersión térmica y vientos fuertes. Ventanas alargadas para aprovechamiento registro visual y captación solar. Paneles Solares en techos Norte. Canalización aguas de lluvia para uso riego y mantenimiento. Norte/Sur - Aleros de protección lumínica del sol directo en las aulas. Este Oeste -Persianas 30% inclinación de protección lumínica de la radiación directa en las aulas. Ventilación cruzada con ventanas altas, donde requerido. Aislamiento acústico y térmico con falso techo.

 

HELADAS

En la región altoandina, la temperatura mínima puede llegar hasta -20°C, periodo crítico entre mayo y setiembre. El horario en que estos ambientes son más utilizados, corresponde a la mañana y primeras horas de la tarde. Ante ello, es necesario aprovechar al máximo la incidencia solar que permita mejorar el confort térmico de los espacios en general, pero especialmente aquellos destinados al aprendizaje, tales como talles y aulas, que son los espacios donde pasan mayor tiempo lo estudiantes.

El proyecto plantea un espacio principal a manera de invernadero que aproveche la incidencia solar durante estos meses, por lo que es necesario orientar el techo hacia el norte para que la ganancia de calor sea máxima y este aire calentado, pueda a su vez calentar los espacios adosados (aulas, talleres y baños). Este invernadero cuenta con una serie de dispositivos que permiten regular la temperatura en el interior, mediante la abertura o cerramiento de las ventanas colocadas en la parte alta.

 

SELVA

La estructura es un marco de acero con refuerzos en sus lados perimetrales y pisos en losa colaborante y hormigón armado. La cubierta seguirá los cuerpos estructurales inferiores, unidos adecuadamente, y estará hecha de vigas de madera para minimizar el peso y hacer que la estructura sea altamente sismorresistente. Esta lógica estructural “a seco” está diseñada para ser prefabricada, y facilitar la adquisición del material y la mano de obra en el ensamblaje de componentes también en el área local.

La selva se divide en dos subregiones (ceja de selva y selva baja) que tendrán configuraciones distintas en función del recorrido solar y lotes. Se recomienda poner las crujías orientadas norte‐sur y si por conformación del lote no está posible, se recorre a los elementos parasoles.