Los Castaños: entre lo funcional y estructural

El estudio González Moix Arquitectura propuso un enfoque diferente a los típicos proyectos de vivienda multifamiliar para diseñar el edificio Los Castaños, y dio lugar a un proyecto que privilegia la iluminación, ventilación y la intimidad de sus ocupantes, así como una clara diferenciación entre los sectores sociales y privados.

El arquitecto Óscar González Moix, principal encargado de la arquitectura y diseño interior del proyecto Los Castaños, describe la iniciativa como una oportunidad para seguir avanzando por la ciudad y estar al borde del acantilado, así como para continuar observando y aprendiendo sobre su dinámica y lógica urbana.

PROPUESTA

Comenta que, en este caso, la ubicación y geometría del terreno permitieron operar un partido arquitectónico muy preciso, mediante el cual se generó una tipología distinta que pueda dar respuesta a una forma de habitarla, dejando de lado la clásica intervención que genera malos espacios, iluminación y ventilación insuficiente.

“Propusimos entonces una unidad al frente y otra al fondo, articuladas por una pasarela o puente de circulación, que atraviesa un patio con proporciones generosas, casi tomando la escala del corte típico de las calles del barrio”, comenta.

Las proporciones del terreno permitieron dividir el proyecto en tres tercios. De esa manera, y descontando los retiros, se logró dominar la escala en planta y corte, sectorizando claramente la franja de servicio de los propietarios y los espacios sociales, que miran al paisaje urbano y al patio interior.

“El partido entonces se acomoda a una estricta trama estructural heredada por los sótanos de estacionamientos y obliga a que el proceso de diseño sea coherente y fiel, entre la función y la estructuración”, comenta González Moix.

AMPLITUD Y CALIDEZ

El valor de los departamentos radica en su correcto funcionamiento interior y la solución poco usual que les permite, tanto a los del frente como a los del patio, contar con espacios de grandes proporciones. Estas unidades conforman el cuerpo de los bloques. Destaca, además, la distribución de las proporciones, la altura, la arborización y el control de las fachadas, que a través de celosías o jardineras verticales permiten observar el exterior sin ser registrados.

Por otro lado, la materialización funcional y estructural da como resultado un estacionamiento con espacios limpios y modulares; y al llegar a las zonas habitables es posible definir con suma claridad los sectores privados, sociales y de servicio.

Para la propuesta, se ha considerado una mezcla de materiales nobles y contemporáneos que se integran sin que compitan uno con otro. De esa manera, definen un lenguaje arquitectónico de gran calidez en un edificio donde predomina siempre el verde, destacable principalmente en el patio central.

González Moix considera que entender el programa, contexto, así como necesidades y recursos del proyecto, obliga a dar una respuesta donde se evidencia el afán de hacer una arquitectura lógica. Como consecuencia, la función y las ubicaciones claras del programa ayudan a determinar su piel, su materia y, en consecuencia, su lenguaje.

En Los Castaños destaca, además, la distribución de las proporciones, la altura, la arborización y el control de las fachadas, que a través de celosías o jardineras verticales permiten observar el exterior sin ser registrados.

 

LOS CASTAÑOS

El edifico Los Castaños se ubica entre la calle del mismo nombre y el boulevard Las Palmeras, en el distrito de San Isidro, cerca al Lima Golf. Cuenta con cinco plantas, azotea, semisótano y sótano. Fue construido a finales del año 2013 en un área de 950 m2 y posee un área techada de 4,737.52 m2.

El proyecto dispone de 11 unidades de vivienda con áreas de entre 180 m2 y 300 m2 tipo flat y dúplex, que destacan por sus líneas sobrias y modernas así como su distribución, con un diseño elegante y sofisticado que ofrece al ocupante una sensación de espaciosidad y bienestar.

Sus dos bloques de cinco pisos están unidos por un núcleo de circulaciones de vidrio tipo puente, que se asoma de forma ligera sobre un patio central de grandes dimensiones cubierto de grass y rodeado por diversas plantaciones, que llenan de vida el ambiente y facilitan la interacción entre las personas.

Para los acabados, la desarrolladora inmobiliaria seleccionó una gran variedad de materiales que resaltan por su modernidad, como mármol, granito, madera y porcelanato, que se combinan de forma equilibrada y dan lugar a ambientes impactantes, acogedores y exclusivos, con líneas sobrias cuidadosamente distribuidas.

DEPARTAMENTOS

Los departamentos incluyen sala-comedor, baño de visitas, dormitorio principal con estar, baño completo en mármol y walk-in closet. Los dormitorios secundarios, por su parte, tienen un baño incorporado y closet. En el caso de los dúplex, el segundo piso comprende una gran sala de estar toda en vidrio templado enmarcado con aluminio y con bloqueo hermético.

El área de la cocina se trabajó minuciosamente e incluye muebles italianos, despensa con cajonería, pared y tablero de cuarzo, piso de porcelanato. También cuenta con mesa para comedor de diario enchapada en cuarzo. La zona de lavandería ha sido acondicionada con muebles bajos, así como un tablero y lavador en cuarzo.

Los Castaños dispone de gran variedad de ambientes compartidos incluyendo terraza, balcones, depósitos, área BBQ y piscina con deck.

 

FICHA TÉCNICA

Arquitectura: Óscar González Moix. Colaboradores: Arquitectos Ernesto Bartra y Beatriz Rodríguez. Instalaciones sanitarias y eléctricas: Juan Díaz Luy. Estructuras: Prisma Ingeniería. Construcción: Mota Engil Perú.

Más en revista Proyecta Ed. 35.