El Smart Water City hace que el usuario sea la prioridad en la gestión del agua

Un sistema de gestión inteligente del agua coloca a los consumidores como prioridad, pues los hace conscientes acerca del uso, ahorro, calidad y todos los patrones relacionados a este recurso, sostuvo Adrián Campos, ingeniero del Departamento de Automatización y Control del Área de Agua de la empresa española Acciona.

En el marco de su ponencia durante la feria Expo Agua 2019, Campos brindó mayores alcances sobre el término “Smart Water City”, referido al uso de tecnologías de la información y plataformas para gestionar la red de suministro de agua potable, que permiten controlar en tiempo real y de forma remota la calidad del agua, así como el consumo de los contadores y el estado de la red.

En relación a la gestión operativa, el especialista señaló que esta opción ofrece grandes ventajas como una pronta detección de averías y su posterior reparación, así como un mayor control de indicadores que permitiría detectar consumos anómalos y fugas. Ello se suma a una reducción de gastos de mantenimiento y una mayor interacción con los usuarios.



“Considero que la gestión inteligente del agua ha dejado de ser solo una opción, pues el desarrollo de cada país va a determinar que se implemente en algún momento. Estos despliegues y formas de trabajo suponen un cambio estructural enorme en la forma en que se está gestionando el agua”, señaló Campos.

Agregó que una inversión en sistemas de Smart Water varía de acuerdo a la región o municipio en que se implemente, pero en cualquier caso permitirá una eficiencia 15% mayor en la detección de pérdidas de agua, así como una reducción de entre 8% y 12% en el costo operativo del sistema (Opex).

“El usuario va a notar que están preocupándose por él, que le están asegurando el recurso a largo plazo, con calidad y con un presupuesto adecuado. Se está aplicando inteligencia artificial y grandes bases de datos para tener una gestión avanzada de este servicio, lo que representa un cambio casi total”, añadió.