Dos empresas constructoras más pasan a ser terceros civilmente responsables en caso Lava Jato

El Poder Judicial incluyó a dos empresas constructoras como terceros civilmente responsables en el caso denominado el Club de la Construcción, al declarar fundada la apelación de la procuraduría especial para el caso Lava Jato.

La resolución, emitida el pasado 1 de febrero por la Sala Penal Nacional de Apelaciones Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, comprende a las constructoras San Martín Contratistas Generales S.A. y Grupo Plaza S.A.

La medida revoca la decisión de la jueza María de los Ángeles Álvarez, en el extremo que desestimaba la incorporación como terceros civilmente responsables de las mencionadas empresas.



Con este fallo, ambas empresas asumirían el eventual pago de la reparación civil de manera solidaria junto a los investigados, en caso sean sentenciados por el Poder Judicial en el proceso que les atribuye una presunta concertación para adjudicarse obras en el Ministerio de Transportes a cambio de comisiones.

De acuerdo a la Procuraduría ad hoc del caso Lava Jato, con estas dos empresas suman 14 las constructoras declaradas como terceros civilmente responsables: Cosapi, G y M, Obrainsa, ICCGSA, Hidalgo e Hidalgo S.A.; Construcción y Administración S.A.; Constructora Málaga Hnos. S.A.; JOHE S.A.; Constructora OAS; Queiroz Galvao; Andrade Gutiérrez y Mota Engil Perú.