Cusco: Entregan primeras viviendas bioclimáticas para contrarrestar bajas temperaturas

El Gobierno entregó un primer lote de viviendas bioclimáticas Sumap Wasi en la región Cusco, a fin de proteger a los habitantes de las zonas más vulnerables frente a las bajas temperaturas. En total, se otorgaron 199 unidades de las más de 6,000 que se tiene previsto construir este año.

La entrega fue parte del lanzamiento del Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2019 en el Cusco, que busca proteger a las familias que viven en extrema pobreza. En la actividad participó el primer ministro, Salvador de Solar, en compañía de la ministra del Ambiente, Lucía Ruiz, y el viceministro de Vivienda, Jorge Arévalo.

Las 199 viviendas Sumaq Wasi demandaron una inversión superior a los S/ 6 millones, refirió el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS). El proyecto integral incluye nueve regiones: Cusco, Puno, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Moquegua y Tacna. Se estima una inversión total de S/ 175 millones.



“Año tras año, la población viene sintiendo el efecto de las heladas, hemos decidido brindar una solución definitiva, que es construir de aquí al 2021 la totalidad de viviendas que se necesitan en las regiones altoandinas para no volver a pasar por esta situación”, aseguró el viceministro Jorge Arévalo.

Ventajas  

Las viviendas bioclimáticas Sumap Wasi (en castellano “casa bonita”) fueron diseñadas para incrementar la temperatura en su interior hasta en 8° C y mantener el calor. Cuentan con una ventana cenital en el techo que captura la energía solar en el día, así como dos ventanas laterales de doble vidrio para aislar el frío. Sus cimientos son de piedra y concreto, mientras que los pisos son de madera, que aísla la humedad.

Cada casa mide 32 m2. Poseen dos dormitorios, área social y área tapón para que no ingresen corrientes frías. Están construidas con muros de adobe reforzados con carrizo, que refuerza la estructura en caso de sismos. El 15% del costo de la vivienda es contribución de los mismos habitantes, quienes reciben capacitación y monitoreo constante, señaló el MVCS.