Tecnología

Tecnología

Un grupo de alumnas de cuarto grado de secundaria del colegio Vallesol, en Piura, presentaron un filtro de agua hecho a base de bambú, con el cual se proponen llevar agua apta para el consumo humano a toda la población. Gracias a esta propuesta, ganaron el concurso nacional “Jóvenes Emprendedores 2019”, organizado por la obra social “La Caixa” (España) y la Federación Peruana de Cajas Municipales.

Un grupo de ingenieros del Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMIT) ha propuesto una solución de purificación de agua muy diferente a las tradicionales.

La empresa brasileña Tecnotri ha creado un tanque vertical útil para almacenar el agua de lluvia de forma práctica. Normalmente, un tanque tradicional puede guardar unos 220 litros, sin embargo la nueva propuesta modular tiene capacidad para almacenar hasta 1,000 litros, en un espacio más reducido.

El estudio de diseño neoyorquino “Agency-Agency” junto al diseñador local Chris Woebken, colocó una serie de accesorios de plomería color azul brillante en los hidrantes de incendio de la ciudad de Nueva York, a fin de convertirlos en fuentes de bebida para los transeúntes. La iniciativa busca encontrar respuestas de diseño a los problemas de falta de agua que apremian al mundo actual.

El inventor español Luis López López ha patentado un panel solar híbrido capaz de aprovechar los rayos solares para generar energía eléctrica y obtener agua caliente a través de captadores térmicos. El sistema 2 en 1 ha pasado por diversas pruebas de forma exitosa y está próximo a llegar a la fase de producción a escala comercial.

Ekomuro H2O+ es un sistema de recolección de agua de lluvia elaborado modularmente reutilizando 54 botellas PET de 3 o 2.5 litros, que interconectados entre sí, conforman un depósito de agua tipo vertical, compacto y resistente a las presiones del líquido, ocupando un mínimo de espacio y orientado a satisfacer las necesidades de ahorro de agua en una vivienda urbana.

Estudiantes de la Universidad Nacional Cheng Kung (NCKU) de Taiwán han creado Aquair, un aparato portátil cosechador de niebla que extrae el agua potable del aire. Está diseñado para su uso en áreas montañosas remotas en latitudes tropicales, puede ser montado fácilmente con la ayuda de materiales locales, con el objetivo para el futuro de que sea un proyecto de código abierto.

Drops Roof, iniciática de la arquitecta española Elisabet González se basa en un conjunto de placas captadoras de agua que trabaja las 24 horas del día, de forma pasiva, y cubre totalmente la demanda de agua de la vivienda tanto para uso doméstico como para beber”, explica.

Un sistema de cultivo vertical patentado por AeroFarms, que permite cultivar sin tierra y con un 95% menos de agua que la necesaria para la producción tradicional, acaba de cerrar una ronda de inversión de US$ 40 millones.

WaterSeer se suma a la lista de dispositivos basados en la condensación para recolectar agua. Pero en su caso, no requiere de una fuente de energía externa, pues recoge el agua de la atmósfera. Se trata de un pozo instalado 2 m debajo de la tierra capaz de obtener hasta 40 litros de agua potable al día.

Página 1 de 3