Tecnología

Tecnología

El diseñador industrial Dimitri Nassisi convirtió los hidrantes de las calles suizas en fuentes de agua para que cualquier transeúnte pueda llenar su botella de agua o beberla directamente, y les añadió una fuente adicional en la parte inferior para que las mascotas también puedan hidratarse.

Los arquitectos del estudio canadiense gh3*, con sede en Toronto, tuvieron el duro reto de diseñar una piscina sin utilizar elementos químicos para tratar el agua en la ciudad de Alberta. La instalación se encuentra en el Parque Borden y se ha convertido en el reemplazo de la piscina existente, que data de los años 50 y que fue retirada por completo.

Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullah, en Arabia Saudita, se inspiraron en la habilidad que tienen algunos insectos para mantenerse a flote en el agua para crear nuevas membranas para desalinizar el agua del mar.

El estudio italiano Architecture and Vision se inspiró en uno de los árboles nativos de Etiopía para diseñar una torre a base de bambú y plástico biodegradable que puede recolectar hasta 99 litros de agua potable al día, proveniente de la lluvia, niebla y rocío. La iniciativa surge para socorrer a las comunidades de pocos recursos económicos.

Luego de obtener éxito en su primera versión, la ducha Nebia Spa ha lanzado una segunda edición con grandes mejoras, enfocadas principalmente en el ahorro de agua que obtiene el usuario al momento de bañarse. Según sus desarrolladores, estos aparatos han logrado generar un ahorro de 378 millones de litros de agua.

Los daños sufridos por la Gran Barrera de Coral en el año 2016 fueron una muestra de los peligrosos efectos que tiene el aumento de temperatura del agua. El suceso generó una mayor atención en la necesidad de medir la salud de los ecosistemas, para lo cual un experimento propone utilizar a las mismas especies que lo habitan.

En los últimos años se han observado múltiples prototipos para desalinizar el agua del mar en pequeñas escalas. Una de las propuestas más recientes fue concebida por un grupo de estudiantes de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey) y consiste una lámina delgada, hecha de polímero con poros muy estrechos, capaz de filtrar la sal y permitir el paso de moléculas de agua.

Un equipo de científicos y diseñadores estadounidenses ha colaborado para crear el “Drinkable book” (libro bebible), utilizando una combinación de tipografía, nanotecnología y papel de filtro especialmente diseñado. Se trata de un manual de saneamiento lanzado para la organización benéfica WaterisLife.

Esparcir los residuos del proceso de fabricación de cerveza a los ríos permite eliminar los nitratos de sus aguas, completando así el trabajo de las plantas de tratamiento, que si bien son eficaces, todavía tienen varias limitaciones. La iniciativa pertenece al estudio español Urban River Lab y está orientada para las aguas mediterráneas.

Inspirados en la naturaleza, específicamente en la actividad de los insectos, el equipo de NexLoop diseñó un sistema que puede captar el agua de la lluvia y de la humedad, gestionándola de forma eficaz en actividades de cultivo.

Página 1 de 5