Comunidad de Fuerabamba pretende desconocer acuerdo firmado con Las Bambas en 2011

La comunidad de Fuerabamba pretende desconocer el acuerdo con la minera MMG, operadora de la mina Las Bambas (Apurímac). Los pobladores de Fuerabamba quieren volver a sus terrenos y cobrar una indemnización de S/ 1,500 millones, luego de haber pactado con MMG, en 2011, la transferencia de sus terrenos a cambio de ser reasentados en una nueva urbanización.

Las tierras donde se desarrolla la operación minera Las Bambas pertenecen a la empresa desde el 23 de noviembre de 2011, fecha en que la comunidad campesina transfirió el predio denominado Fuerabamba en favor de la empresa, a cambio de compensaciones económicas y de posesiones territoriales debidamente determinadas. En 2016, se finalizó al 100 % el proceso de reasentamiento físico, lo que representó un hito para la historia de la operación, sostiene MMG.

Tras cuatro años desde la mudanza, ningún poblador tiene título de propiedad. Además, sus vecinos, la comunidad Choaquere, amenaza con desalojarlos, alegando que los terrenos donde se edificó Nueva Fuerabamba aún son suyos por un supuesto incumplimiento de la minera, según informó el presidente de Choaquere, Herbert Alarcon, al programa televisivo Día D.

La comunidad de Fuerabamba acusa a MMG de falsificar firmas de algunos pobladores para quedarse con sus tierras. Sin embargo, la minera descartó esta acusación y negó que la ciudad pueda ser desalojada porque los títulos se encuentran en trámites.

El acuerdo de reasentamiento incluyó el planeamiento y la construcción de 441 viviendas para igual número de familias. Además, cuenta con vías de acceso, un centro de salud, una institución educativa, una capilla, un salón comunal para reuniones diversas, un mercado, áreas verdes y un asilo de ancianos, entre otros.