Chavimochic III: Palo redondo, una tarea pendiente

A comienzos de año, el gobierno manifestó su interés por destrabar la tercera etapa del Proyecto Especial Chavimochic, que se encuentra paralizado desde noviembre del 2016. Las obras, que incluyen esencialmente la culminación de la presa Palo Redondo, garantizarán la producción y abastecimiento de agua potable en la ciudad de Trujillo.

Chavimochic III comprende las provincias de Virú, Trujillo y Ascope en la región de La Libertad. Permitirá la irrigación de 20,000 nuevas hectáreas y la mejora de otras 50,000. Se le ha destinado un monto de inversión de US$ 750 millones, de los cuales se ha ejecutado el 40% (US$ 240 millones).

Se encuentra pendiente la culminación de 20 m restantes de la presa Palo Redondo, de suma importancia para almacenar hasta 401 MMC de agua proveniente del río Santa, que podrá emplearse para agricultura, generación de energía eléctrica y producción de agua para el consumo humano. En total, se beneficiará a más de 700,000 personas.

PROYECTO TRABADO

Los trabajos de Chavimochic III quedaron paralizados debido a que, a finales del año 2016, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) rechazó una adenda operativa solicitada por la concesionaria Odebrecht, al considerar que iba a generar sobrecostos de hasta S/ 100 millones. Se había previsto entregar la obra en el 2018, pero la realidad es que el proyecto continúa trabado.

Mientras el Gobierno Regional de La Libertad aseguraba que el consorcio Río Santa (conformado por Odebrecht y Graña y Montero) no contaba con solvencia financiera y no presentó el cierre financiero del contrato, el consorcio alegaba que el Estado no les facilitó las tierras para las obras, a lo que se sumaron problemas por doble y triple titulación en 16,000 hectáreas de la tercera etapa.

ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN

A lo largo del 2018 se plantearon diferentes alternativas para destrabar la tercera etapa del proyecto. Una de ellas es el arbitraje internacional, que implicaría un aumento de gastos generales y ocasionaría demoras de unos 6 años para percibir ingresos de la presa en operación. Una segunda opción es la caducidad de mutuo acuerdo y obra pública, que podría generar la pérdida de los S/ 226 millones invertidos hasta el momento.

Una tercera alternativa de destrabe se basa en la adenda de reanudación y caducidad. Entre sus implicancias figura un nuevo expediente técnico 2, el concesionario no invertiría en la fase 2 del proyecto y se producirían mayores costos en remuneración por inversión, mantenimiento y operación. No obstante, la obra se reanudaría solo en 6 meses, mitigando el riesgo de llenado de la presa, se aumentaría la recaudación por tarifa de agua, entre otros beneficios.

Desde inicios del 2019 el Gobierno ha manifestado su intención de retomar las obras en el corto plazo. Es por ello que se espera un acuerdo entre el Estado y la concesionaria para que esta última culmine la construcción de la presa Palo Redondo y se abstenga de arbitraje internacional. Una vez que caduque el contrato de concesión se retiraría definitivamente de la obra.

La tercera etapa de Chavimochic agrupa 48,000 hectáreas para el mejoramiento de riego e incorporará 63,000 hectáreas de nuevas tierras. Si bien el eje central es la presa Palo Redondo, este último tramo del proyecto comprende el Canal Madre con una longitud de 127 km.

 

CONTROL CONCURRENTE

La reapertura de obras de Chavimochic III irá de la mano con el nuevo modelo de control concurrente que aplicará la Contraloría General. Este mecanismo busca advertir sobre posibles situaciones desfavorables y que todos los procedimientos de ejecución se realicen dentro del marco legal vigente.

El contralor general Nelson Shack explica que la aplicación del control concurrente se realizará a través de un equipo multipartidario de la Gerencia de Control de Megaproyectos, que empleará hitos de control para vigilar cada etapa del proyecto especial.

1RA Y 2DA ETAPA

El portal oficial de Chavimochic describe que desde 1988 se vienen ejecutando obras en Virú, Trujillo y Ascope, habiendo culminado las 2 primeras etapas. Entre las obras más destacadas de la primera etapa destaca la Bocatoma principal, el canal de derivación desde la Bocatoma hasta Palo Redondo, el túnel Intercuencas, el canal Madre Chao – Virú, la Minicentral Hidroeléctrica de Virú, complementado por obras auxiliares.

Gracias a este primer tramo, se pudo mejorar el riego de 5,331 hectáreas en el valle de Chao y 12,117 hectáreas en el valle de Virú, a lo que se sumó la incorporación de 40,457 hectáreas de tierras nuevas.



La segunda etapa, en tanto, comprendió las obras de la primera y segunda línea de Sifón Virú, el canal Madre Virú – Moche, la Planta de Tratamiento de Agua Potable para Trujillo y el Sistema de Drenaje del Valle de Moche. Esta parte del proyecto permitió abastecer de agua potable a la ciudad de Trujillo, y además mejoró el riego en 10,315 hectáreas en el Valle de Moche, incorporando 12,708 nuevas hectáreas.

Parte de las ventajas del proyecto Chavimochic radican en las condiciones agroclimáticas favorables de la zona, así como la disponibilidad de aguas, tierras y energía; conectividad mediante vías de primer orden, acceso a mercados y competitividad de productos, una vocación agroexportadora desarrollada y la generación de empleo sostenible.

TERCERA ETAPA, LA MÁS IMPORTANTE

El Gobierno destaca que la concesión de las Obras Hidráulicas mayores del Proyecto Chavimochic, solo en su tercera etapa, es el proyecto de irrigación bajo el esquema de Asociación Público Privada más grande del mundo.

En cifras, implementará 48,000 hectáreas de mejoramientos de riego en los valles viejos, generando a su vez 150,000 puestos de trabajo. Incorporará 63,000 hectáreas de nuevas tierras, dando lugar a más de US$ 1,000 millones en inversiones privadas en desarrollo agrícola. En tanto, dará lugar a US$ 1,200 millones en valor bruto anual de la producción agroexportadora durante toda su vida útil.

PALO REDONDO

El eje central de la tercera etapa de Chavimochic es Palo Redondo, una presa del tipo enrocado con pantalla de concreto, cuya función principal es la de regulador estacional, pues permitirá la disponibilidad suficiente del recurso hídrico en el estiaje. Estará ubicada en la quebrada Palo Redondo, en la margen derecha del río Santa.

La presa tiene una altura de 97 m a partir del lecho del cauce, mientras que su volumen de relleno de cuerpo asciende a 9.5 MMC. El embalse que se formará con la presa tendrá un volumen de almacenamiento de 401 MMC, y una capacidad útil de 336 MMC.

Complementario a la presa Palo Redondo, el proyecto incluye la tercera línea de cruce del Río Virú. Entre los criterios aplicados, se configura un caudal de diseño de 16.55 m3/s, una carga estática equivalente a 129 mca, diámetro de la tubería de 2.50 m. La longitud total es de 3,501 m, con un tramo aéreo de 1,106 m y un tramo enterrado de 2,395 m de longitud. Por otro lado, el Canal Madre (Tramo Moche-Chicama-Urricape) abarca una longitud total de 127 km, que incluye el rodeo del Cerro Campana.

El canal incluirá 146 tomas de agua para entrega, medición y control para las tres etapas del proyecto. De esa cifra, 59 tomas nuevas serán destinadas a la tercera etapa, incluyendo la construcción de los ductos de derivación y cámaras de medición y control. En tanto, se adecuarán 69 tomas de aguas existentes de las dos primeras etapas, a lo que se añadirán 18 nuevas tomas en el Canal Madre existente.

Además de la presa Palo Redondo, la tercera línea de cruce del Río Virú, el Canal Madre Moche-Chicama-Urricape y las tomas correspondientes, la tercera etapa del proyecto incluye la conducción lateral para el sector Urricape por debajo del Canal Madre, la remodelación integral del sistema de tomas a lo largo del Canal Madre, así como el sistema de control, medición y automatización integral para toda la infraestructura hidráulica mayor de Chavimochic.

Asimismo, ProInversión elaboró un esquema referencial para la automatización, medición y control de las etapas I, II y III del proyecto mediante la implementación del Sistema SCADA, el cual tendrá injerencia en toda la infraestructura hidráulica mayor del Proyecto Chavimochic. Estará ubicado en Trujillo y tendrá un sistema de respaldo instalado en el centro operativo San José en Virú.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO

El costo de operación y mantenimiento anual se calcula en US$ 10.9 millones (incluyendo IGV). Todas las actividades dentro de este marco, así como el gerenciamiento del servicio de suministro de agua a los usuarios serán cubiertas a través de la Retribución Anual por Operación y Mantenimiento (RPMO).

La presa Palo Redondo concentra cerca de la mitad de los costos de operación y mantenimiento, con un total de 48% (US$ 5.2 millones al año). Le sigue el Canal Madre con un 20% del total (US$ 2.1 millones al año). Las etapas I y II, el Sifón Virú y el Sistema de Automatización, en conjunto, abarcan el 16% con un monto aproximado de US$ 1.7 millones anuales.

Gastos adicionales como la supervisión del proyecto (US$ 300,000), administración de fideicomiso (US$ 91,416) y la carta fianza (US$ 1.4 millones) comprenden el 17% de los gastos anuales de operación y mantenimiento.

Publicado en revista Agua y Saneamiento Ed. 8