Casa en la pradera

Concebida como un prototipo sostenible para una comunidad rural, la casa de campo diseñada por los arquitectos del estudio texano Miro Rivera Architects sirve como un faro para mostrar lo que podría ser un hogar autosuficiente en ese tipo de entorno, prácticamente independiente de los servicios de agua y energía municipales.

La casa está ubicada en una amplia pradera de las colinas de Texas y está definida por una serie de picos de techos irregulares inspirados en el ascenso y caída de las colinas circundantes. Fue construida con un presupuesto bajo y ha sido pensada para reunir grupos de personas, ofreciéndoles un entorno ideal para la “renovación espiritual”.

El exterior de la casa está definido por líneas limpias, un techo a dos aguas escultórico y una paleta de material de contraste de aluminio y ciprés cálido. Precisamente los materiales evocan el entorno rural de la residencia, muestra de ello es su chimenea de piedra caliza cónica y pisos de pacana.