Agua y Saneamiento: Estrategias para cerrar brechas al 2021

A la fecha, cerca de 3.4 millones de peruanos no cuentan con acceso a agua potable, mientras que 8.3 millones carecen de servicio de alcantarillado, según datos del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS). De acuerdo al Plan Nacional de Inversiones, la meta es lograr una cobertura universal de agua y saneamiento para el año 2021, lo cual requiere una inversión que supera los S/ 49,000 millones. A menos de dos años de cumplirse el plazo fijado, hacemos un repaso de los proyectos en marcha y los que están próximos a ejecutarse.

En el año 2017, el MVCS elaboró el Plan Nacional de Inversiones, orientado a cerrar brechas en los sectores de Agua y Saneamiento para el año 2021. Según lo planificado, para ese entonces cerca de 7.7 millones de peruanos se incorporarán a la red se servicios. Además, se alcanzaría un volumen incremental de aguas residuales de 318.7 millones de m3, provenientes de las nuevas redes de alcantarillado.

Considerando los indicadores del Gobierno, se estima que la cobertura en el servicio de agua potable a nivel nacional pasaría de 94.5% en el 2016 al 100% el 2021 en el sector urbano, mientras que en el sector rural, en ese mismo periodo, se incrementaría de 71.2% a 84.6%. En el rubro de alcantarillado, se prevé aumentar el servicio del 88.3% a 100% en el área urbana, y de 24.6% a 70% en la rural.

ESTRATEGIAS DE FINANCIAMIENTO

Los proyectos en agua y saneamiento se vienen implementando a través de una serie de estrategias de financiamiento y ejecución, divididas en obra pública (transferencias y cooperación internacional reembolsable y no reembolsable, núcleos ejecutores), Asociaciones Público Privadas (APPs) y obras por impuestos (OxI).

Solo en el 2019, el Ejecutivo ha transferido S/ 872 millones a los gobiernos regionales y locales para sacar adelante 210 proyectos de saneamiento. La mayor parte de las inversiones se concentran en Cajamarca, donde se han ejecutado 35 iniciativas por S/ 147.5 millones, seguido por Puno, con 21 proyectos por S/ 91 millones.

En el caso Ayacucho, se destinaron S/ 79.1 millones para la ejecución de 19 proyectos. Le sigue en la lista la región Amazonas, para la cual se desembolsaron S/ 78.9 millones para 16 obras, seguido por San Martín, que cuenta con una partida de S/ 75.4 millones para poner en marcha 12 iniciativas de saneamiento.

MÁS DE US$ 3,000 MILLONES EN APPS

La cartera de proyectos en Asociaciones Público Privadas en agua y saneamiento asciende a US$ 3,000 millones, distribuidos en un total de 23 proyectos. El actual viceministro de Construcción y Saneamiento, Julio Kosaka, asegura que las obras están dirigidas a más del 20% de la población peruana que carece de servicios básicos, en zonas donde no existe ningún tipo de tratamiento de aguas residuales.



Dentro de las APPs destacan importantes proyectos como las Obras de Cabecera y Conducción para el abastecimiento de agua potable en Lima, que se adjudicará en el año 2020, según indica ProInversión. La iniciativa, que demandará una inversión cercana a los US$ 700 millones, destaca por ser la primera en contar con una oficina de gestión de proyectos (PMO), un esquema que permite acortar plazos de ejecución, y que ya se implementó con éxito en los Juegos Panamericanos.

Recientemente, el director ejecutivo de ProInversión, Alberto Ñecco, destacaba el proyecto de cabecera de cuencas como uno de los más complejos y ambiciosos en el país, pues garantizará la disponibilidad de agua en Lima en el mediano y largo plazo.

El Gobierno peruano tiene como meta, dentro del sector de agua y saneamiento, favorecer al 100% de peruanos del sector urbano para el año 2021 y al 100% de peruanos del sector rural en el 2030. De acuerdo al Plan Nacional de Saneamiento aprobado en el año 2017.

 

PLANTAS DE TRATAMIENTO, PROYECTOS DE PRIORIDAD

Dentro del conjunto de APPs en curso, las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) concentran el grupo mayoritario de proyectos, pues de las 23 iniciativas, 17 corresponden a este tipo de obras, por un total de S/ 4,420.5 millones. Destaca en especial la PTAR Titicaca, cuya inversión estimada es de S/ 863 millones y beneficiará a más de 1.2 millones de personas.

El proyecto PTAR Titicaca fue la primera iniciativa privada cofinanciada (IPC) del país en ser adjudicada. En este caso, la buena pro se otorgó al consorcio mexicano Fypasa por un plazo de 30 años. Dicha empresa tendrá a su cargo la ejecución de obras para el adecuado tratamiento de las aguas residuales generadas en diez de las localidades con mayor contribución a la cuenca Titicaca. ProInversión calcula que las obras inicien en marzo del 2020.

A mediados de este año, ProInversión informó que tiene previsto adjudicar US$ 1,808 millones para los proyectos PTAR Huaraz, PTAR Tarapoto, PTAR Chiclayo, PTAR y PTAP Cajamarca, PTAR Chincha, PTAR Cañete, PTAR Cusco, PTAR Trujillo, PTAR Huancayo, Tambo y Chilca, PTAR Puerto Maldonado y Nueva PTAR Norte (Lima). El monto mencionado incluye también las Obras de Cabecera y las plantas desaladora Lima Norte y Lima Sur.

Dentro del portafolio 2018-2020 de ProInversión, se considera la adjudicación del proyecto PTAR Huancayo, Tambo y Chilca, por US$ 90 millones, y PTAR Puerto Maldonado, por US$ 22.5 millones. En ambos casos, se trata de iniciativas privadas cofinanciadas.

DESALADORAS, NUEVAS FUENTES DE AGUA POTABLE


El estrés hídrico que atraviesa el país ha hecho virar la mirada hacia el mar como fuente de agua potable. Para ello, se vienen construyendo plantas desalinizadoras a través de proyectos de APP. El Ministerio de Vivienda da cuenta de cuatro iniciativas de este tipo por más de US$ 700 millones, para beneficio de más de 3.7 millones de personas, es decir, casi el 12% de la población peruana.

Actualmente se encuentra en ejecución el proyecto Provisión de Servicios de Saneamiento para los distritos del Sur de Lima (Provisur), que comprende el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de infraestructura sanitaria. Ello implica la construcción de una planta desaladora que abastecerá a más de 100,000 habitantes de los distritos de San Bartolo, Punta Negra, Punta Hermosa y Santa María del Mar, en el sur de Lima.

En paralelo, se encuentran en fase de formulación las plantas desaladoras Lima Norte y Lima Sur, que se ejecutarán de manera conjunta con Sedapal. Además está la planta desaladora de Ilo, cuya propuesta está siendo elaborada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Este tipo de proyectos son de gran importancia, considerando que a nivel nacional solo existen ocho plantas desaladoras de agua, de las cuales solo una está destinada exclusivamente para el consumo humano (Santa María del Mar). Las restantes están ligadas a actividades mineras, de riego y producción de energía. A nivel mundial existen más de 18,000 instalaciones de este tipo, repartidas en 150 países, señala el MVCS.

OBRAS POR IMPUESTOS

Las compañías que operan en el país tienen la opción de pagar parte de sus impuestos a través de la ejecución de proyectos de obra pública en alguna localidad municipal o regional, sin que el Gobierno deba transferir fondos públicos. A este procedimiento se le denomina Obras por Impuestos (OxI).

En la actualidad, se vienen implementando 17 proyectos de este tipo en el país, con una inversión aproximada de S/ 333.2 millones. Según el MVCS, se encuentran en ejecución tres proyectos: Reservorio y PTAR en Antuata (Cusco) por Minsur (S/ 11.4 millones), Agua y alcantarillado en Chinchero (Cusco) por Backus y Ferreyros (S/ 17 millones), además de obras de agua, alcantarillado y PTAR en San Marcos (Áncash) por parte de Antamina (S/ 15 millones).

Por otro lado, se encuentran por aprobar y adjudicar dos proyectos, uno de Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) por S/ 6.9 millones en Epsel (Chiclayo) por parte de Los Portales, y una obra de agua, alcantarillado y PTAR por S/ 137.11 millones a cargo de Antamina en la localidad de Huarmey (Áncash).

En tanto, 11 proyectos se encuentran próximos a adjudicarse en diferentes provincias del Perú, con iniciativas de agua, saneamiento, alcantarillado y PTAR con la participación de compañías como Hydro Geo, Southern, Antamina, Unacem, Backus, El Brocal, Gold Fields y PetroPerú. Las obras se ejecutarán en San Sebastián (Cusco), Torata (Moquegua), Chavín de Huántar, Huallanca Huari (Áncash), Condorcocha (Junín), Palo Blanco (Lambayeque), Tinyahuarco (Pasco), Hualgayoc (Cajamarca) y Marañón (Loreto).

EJECUCIÓN DÉBIL

Pese a los procesos en curso de APPs y OxI, la ejecución del presupuesto público para las obras de agua y saneamiento hasta el momento es baja. Un informe de Gestión señala que, hasta mediados de setiembre de este año, los tres niveles de gobierno han ejecutado menos del 33% de sus recursos en este tipo de iniciativas.

Según el referido medio, el Gobierno central ha transferido un total de S/ 470.9 millones hasta esa fecha, lo que supone un avance del 32%. Porcentajes similares se observan en los gobiernos subnacionales, ya que los municipios registran una ejecución del 32.6%, dejando rezagados a los gobiernos regionales, que han otorgado apenas el 24.9% de recursos para las obras del sector.

PLAN DE INVERSIONES DE SEDAPAL

En paralelo, Sedapal ha anunciado un plan de inversiones para el quinquenio 2020-2015, que asciende a S/ 7,000 millones. Según su presidente, Francisco Dumler, el primer proyecto que se llevará adelante es Nueva Rinconada Sector 300, que permitirá cubrir el 18% de las conexiones pendientes en la ciudad de Lima.

En palabras del titular de Sedapal, dicho proyecto constituye la más grande licitación de redes de agua y de alcantarillado de toda la historia del país, y requerirá una inversión cercana a los S/ 1,000 millones. Beneficiará a los distritos de Villa El Salvador, Villa María del Triunfo y San Juan de Miraflores, donde se instalarán 65,000 conexiones nuevas en 55,000 domicilios. Con ello, 300,000 personas tendrán acceso a agua potable.

Con ello, el paquete de proyectos pendientes, con expedientes por iniciar o que están por tramitarse, ascienden a unos S/ 4,200 millones hasta el 2020.

ESTRATEGIAS PARA CERRAR BRECHAS

El MVCS se encuentra implementando en varios puntos del país la Estrategia de Cloración, un programa orientado a aumentar el porcentaje de familias en zonas rurales con acceso a agua segura. En el año 2018, apenas el 2.6% de la población rural podía acceder a agua de calidad, y la meta es llegar a 40.1% en el 2021. Además de la instalación de sistemas de cloración, la iniciativa incluye la capacitación y contratación de profesionales y técnicos de todo el país.

En relación a la Reconstrucción con Cambios, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento asegura que se han destinado más de S/ 115.4 millones para llevar adelante 20 intervenciones urbanas y 144 rurales en las regiones de Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash y Lima.

A finales de setiembre, el MVCS lanzó una convocatoria para ejecutar obras de saneamiento en Piura, así como la elaboración y supervisión de expedientes técnicos de proyectos de alcantarillado en Lambayeque, como parte del proceso de reconstrucción con cambios. En el primer caso, se estima un monto de inversión de S/ 3.6 millones, mientras que para el segundo se destinarán S/ 1.2 millones.

Publicado en Revista Agua y Saneamiento Ed. 12