Advierten sobre riesgos de injerencia política en las tarifas de agua

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) advirtió que la implementación de la actualización de tarifas de agua está siendo amenazada por actores políticos. Esta situación se estaría produciendo en algunas regiones, en las que se estarían presentando interferencias para favorecer intereses individuales.

Según el titular de la Sunass, Iván Lucich, la actualización de tarifas es una herramienta que busca favorecer la sostenibilidad y mejorar la calidad de los servicios de agua potable y saneamiento, y las interferencias políticas van en contra del interés público.

Como se recuerda, más de 1.5 millones de viviendas del ámbito urbano no tienen acceso a agua potable, y cerca de 2.8 millones carecen de acantarillado. “Esta población que paga el agua más cara es la más vulnerable y la más desfavorecida cuando la injerencia política pretende desconocer las decisiones técnicas del regulador”, precisó Lucich.



La Sunass ha asegurado que la actualización tarifaria es un procedimiento técnico que permite ampliar la cobertura, aumentar la calidad de servicio y que el agua llegue en condiciones para el consumo de la población. Según la institución, el proceso se basa en un diagnóstico de las necesidades de la población en relación a las inversiones de infraestructura, costos de operación y mantenimiento de las Empresas Prestadoras de Servicios (EPS).

En el caso de Moquegua, Sunass aseguró que no ha cedido ante la presión de los actores locales, que pretendían suspender la actualización de tarifas. “Lo que se hizo fue una revisión de la fórmula tarifaria, a partir de un cambio en las fuentes de inversión de la EPS, además de la implementación de subsidios con focalización socioeconómica, que permiten un mayor acceso a los servicios por otorgar una menor tarifa a las personas con menos recursos”, aseguró la institución.

Asimismo, la Sunass sostuvo que no suspenderá la aplicación de las nuevas tarifas en Tacna, vigentes desde febrero. Según indicó, dichas tarifas fueron calculadas en base a procedimientos técnicos establecidos por la ley y atendiendo una solicitud de la EPS de esa ciudad.

“El incumplimiento de la actualización tarifaria afectaría las metas de ampliación de la cobertura de atención de los servicios de saneamiento, la mejora de su calidad y la del agua para consumo humano, con la consecuente afectación del bienestar y la calidad de vida de la población”, sostuvo la Sunass.