Losas prefabricadas en multifamiliar de 18 pisos

Atendiendo la demanda por departamentos de lujo, la compañía inmobiliaria Marcan viene ultimando detalles de AVA159, un nuevo proyecto inmobiliario en el distrito limeño de Miraflores que en un comienzo se trabajó con losas armadas en dos direcciones, pero dado que el proceso constructivo permitía ganar algunos cm de altura, se optó por las losas prefabricadas.

AVA159 comprende una superficie de terreno de 1,180.60 m2 y un área construida de 18,310 m2, destacándose por sus más de 1,000 m2 de áreas compartidas, que ocupan la totalidad del primer y último piso. El edificio se ubica en la quebrada de Armendáriz, frente a la bahía más importante del Pacífico Sur y a pocas cuadras del centro comercial  Larcomar. Cuenta con 18 pisos, seis sótanos de estacionamiento y 72 departamentos.

El proyecto busca la generación de ambientes funcionales sin perder la elegancia. Así, los departamentos superan con creces los mínimos exigidos por la Municipalidad de Miraflores en cuanto a áreas se refiere. Los de un dormitorio abarcan 100 m2, los de dos superan los 130 m2 y los de tres llegan a 180 m2. La altura de los mismos llega a 2.75 m, siendo 2.40 la más común en los proyectos de su tipo.

El primer piso del edificio fue concebido como una extensión de la ciudad misma. Cuenta con áreas verdes, jardines verticales, una bahía vehicular, un hall de ingreso de doble altura que alcanza los 5 m, así como una sala lounge, gimnasio equipado, sauna, piscina, cancha de squash y estacionamientos para visitas y bicicletas. Las áreas comunes continúan en el piso 18 con tres terrazas, dos BBQ, jardines y espacios con vistas panorámicas de la ciudad.

La estructura se viene construyendo en base a losas macizas prefabricadas de concreto armado, siendo el primer edificio residencial que se construye bajo esta modalidad. Su materialidad incluye también losas postensadas y aligeradas, muros de concreto armado y tabiques de albañilería armada. Las fachadas destacan por su revestimiento de mármol travertino y celosías de acero pintadas. Los pavimentos interiores son de porcelanato y madera, mientras que los revestimientos interiores son de mármol travertino y madera.

DISEÑO

El estudio chileno Marsino Arquitectos Asociados, que tuvo por encargo el diseño de AVA159, señala que su propuesta intenta hacer visible el momento actual de la ciudad de Lima, y en especial el distrito de Miraflores, donde la gran densidad cultural se entremezcla con costumbres cosmopolitas.

Esta densidad cultural se combina con el concepto de sofisticación, en base a ello, el desafío era construir un edificio que reflejara estos valores y concepto inicial, con la finalidad de consolidar a AVA159 como “el mejor edificio residencial de Lima y como un referente en Sudamérica”.

El concepto inicial es el punto de partida para un debate sobre qué es una estructura sofisticada, y cómo deben ser tanto sus espacios como sus acabados. “El desafío es rescatar el modernismo amable de Miraflores. Ese que se ha perdido en pos de la seguridad y que hoy recobra todo sentido. Cómo devolver la dignidad al espacio público, cómo integrar al peatón, a ese nuevo habitante cosmopolita, urbano, culto y sofisticado, en un edificio que inspire la vida desde otro ángulo”, refiere Marsino.

Para la realización del proyecto, la inmobiliaria visitó obras de referencia en ciudades como Miami, Colombia y Santiago de Chile. Ello permitió repensar el programa de departamentos, reforzando la idea de lograr ambientes amplios, con cocinas integradas y baños integrados a los dormitorios y bien equipados, incorporando estándares que normalmente se asocian a hoteles de lujo.

Con la idea de generar vínculos entre sus habitantes, el entorno inmediato y el resto de la ciudad, se propuso un sistema de espacios de gran transparencia que conectan visualmente las diversas escalas. Para la estrategia urbana, se evitaron las caras ciegas y se respetó el entorno, con una imagen compleja y segmentada, que hace resaltar las ochp tipologías de departamentos existentes desde el exterior.

La liberación del primer piso hace que este se integre a la ciudad y sus actividades de uso común lo conectan visualmente con el exterior, mientras que el perímetro liberado permite total apertura. La gran terraza de la azotea está abierta al paisaje en 360°, con vistas a toda la ciudad, y cuenta con espacios para realizar actividades recreativas.

En un comienzo se trabajó con losas armadas en dos direcciones, pero dado que el proceso constructivo permitía ganar algunos cm de altura, se optó por las losas prefabricadas.

PARTICULARIDADES

Las fachadas se diseñaron en consideración al clima de Lima y se trabajaron en relación con el asolamiento, cerrando o retranqueando la misma para evitar el impacto de la radiación solar. Ello implicó un trabajo especial de liberación de apoyos en las fachadas de mayor transparencia, densificándolas en caso necesitaran un mayor sombrado.

El confort térmico además se apoya con equipos de climatización que quedan ocultos y ventilados por celosías integradas al diseño de la fachada del edificio.

AVA159 se trabajó con la idea de dar carácter a los espacios a través del colorido y cualidades que aportan los materiales por sí mismos. De ese modo, las superficies exteriores se revistieron de mármol travertino y cristal, mientras que al interior se utilizó el mismo mármol junto con madera local.

UN RETO DE INGENIERÍA

El hecho de privilegiar el espacio libre y la apertura de vistas hacia toda la ciudad es una de las diferencias de la iniciativa de Marcan con los proyectos residenciales tradicionales. Para implementar esta idea se dejó de explotar el máximo potencial edificable del terreno, llegando a sacrificar más del 20% del mismo, dando como resultado una estructura con tres frentes libres, rompiendo con el paradigma de edificios con muros ciegos en sus medianeras.

“La generación de espacios abiertos fue algo complicado para los ingenieros porque necesitábamos generar luces altas y evitar en lo posible las vigas y tener muchos quiebres en muros, a fin de que no rompan los espacios. Ello significó todo un reto en el proceso constructivo”, señala el gerente general de Proyectos de Marcan, ingeniero José Salinas Saavedra.

Detalla que en la parte inicial del proyecto se elaboró un modelo BIM (Building Information Modeling) útil para previsualizar de manera óptima el proceso de construcción a través de planos en 2D. Este modelo se aplicó en cada uno de los pisos, ya que todos tienen algunas variaciones, un aspecto que le suma complejidad al proyecto.

Salinas indica que en un comienzo se trabajó con losas armadas en dos direcciones, pero dado que el proceso constructivo permitía ganar algunos cm de altura, se optó por las losas prefabricadas. “Esto permitía aligerar el trabajo, ya que el armado de encofrados iba a demandar más tiempo. Entonces, al barajar las posibilidades, elegimos la más productiva. Realizamos las pruebas en el sótano y al ver los resultados nos atrevimos a replicar el uso de esas losas en todo el proyecto”, precisa.

DETALLES ADICIONALES

Otro detalle importante es el equipamiento del edificio, compuesto por equipos de aire acondicionado, grupo electrógeno para abastecer de electricidad en caso de corte, ascensores de pasajeros, de servicios y para eliminar residuos.

Destaca en particular el impacto que generan las tres fachadas del inmueble, una principal y dos continuas. En los proyectos convencionales se ve una fachada, pero en el caso de AVA159 se decidió implementar tres de ellas para generar vistas más impresionantes, perdiendo incluso algunos metros cuadrados construidos.

En el caso específico de la fachada principal, ésta se encuentra recubierta por pintura en su totalidad y enchapada en mármol travertino. Además, cuenta con ventanas de piso a techo y está completamente vidriada en todo el perímetro, lo que facilitará las labores de mantenimiento.

Entre otros detalles, los enchapes interiores son de porcelanatos provenientes de España e Italia, mientras que para las cocinas se han utilizado materiales poco comunes como el cuarzo. Se ha implementado un sistema de closets con puertas corredizas en los dormitorios, los cuales tienen los baños incorporados y vidriados en su totalidad.

De forma complementaria, el edificio cuenta con un techo verde que optimiza su aislamiento térmico y contribuye a su sostenibilidad. Además se está utilizando un sistema de vidrios que permite ahorrar energía, pues evita pérdidas de calor o frío.

AVA159 es producto de los más de 25 años de experiencia de Marcan. Generar un proyecto innovador, complejo y a la vez interesante ha sido un reto para ellos que han podido lograr gracias a la labor del proyectista Marsino Arquitectos de Chile y la colaboración de Reusche y Reyna Atelier de Perú.

 

FICHA TÉCNICA 

Promotor y constructor: Marcan Inmobiliaria y Constructora / Arquitectos: Marsino Arquitectos Asociados Ltda. (Jorge Marsino Prado y María Inés Buzzoni) / Arquitectos colaboradores: Francisca Valenzuela y Karina Puente / Arquitectos Asociados: Miranda Arquitectos y Reusche + Reyna Atelier/ Proyecto Cálculo: PRISMA Ingenieros / Proyecto Eléctrico: Jaime Alca / Proyecto Sanitario: Luis Segovia / Proyecto Paisajismo: Rafael Cubas Martins.

 

Más en revista Proyecta Ed. 34

Bookmark and Share