Propuesta de uso mixto en el Barranco moderno

El primer proyecto de uso mixto de Edifica es una propuesta innovadora y arriesgada. Situado en la zona moderna de Barranco al límite con Miraflores, Connect buscará convertirse en un hito urbano, con un concepto no muy extendido en el país que combina viviendas, oficinas boutique y locales comerciales en un solo edificio.

Connect Barranco es una edificación de 21 pisos y siete sótanos a desarrollarse en un área rectangular en esquina de 995.40 m2. El primer nivel será destinado a un zócalo de tres locales comerciales, los siguientes ocho pisos contarán con oficinas, mientras que las viviendas serán distribuidas en los 12 pisos superiores. Las áreas comunes del proyecto se ubicarán en la azotea.

Como en las grandes urbes. Los responsables de Connect afirman que su gran desafío es consolidar el proyecto con una imagen corporativa además de residencial, algo cada vez más usual en las grandes ciudades cosmopolitas. Ambos mundos se combinan y complementan, a fin de atender a un mercado poco desarrollado en la actualidad.

En ese sentido, se persigue también el objetivo de capitalizar el crecimiento urbano de la zona en cuestión, generando oportunidades para iniciativas privadas que revaloricen el valor percibido en ese nuevo espacio.

“No queremos ocultar que somos dos proyectos en uno, sino explotar precisamente ese concepto que ya está desarrollado en muchas ciudades modernas y cosmopolitas del mundo a la misma escala. Buscamos innovar con este producto de uso mixto y transmitir al cliente las ventajas de vivir en un edificio que contiene varios usos, tecnología, modernidad, vanguardismo y mayor seguridad”, señala Edifica.

Fachadas. Partiendo de la premisa que cada fachada debe obedecer al uso que encierra, los proyectistas L1007 Arquitectos, han intentado buscar una integridad del conjunto de la edificación mediante composición volumétrica unitaria. Las fachadas obedecen, al igual que el resto del proyecto, a conceptos de modularidad y repetitividad constructiva, así como a flexibilidad para alternar por ejemplo, en el caso de las viviendas balcones, con paños de vidrio generando un juego de luces y sombras, reflejos y opacidades. Se apuesta por una mayor densidad de elementos opacos en la fachada de oficinas para protección solar y ventilación de aire acondicionado (a través de celosías que se integran en el conjunto).

Asimismo, persiguieron la composición de los distintos elementos de carpintería de tal forma que se mantenga una eficiencia y equilibrio adecuado costos - confort interior - imagen exterior; con dos criterios básicos de diseño: maximizar las vistas para las viviendas y optimizar la eficiencia energética, control visual y de incidencia solar directa para las oficinas.

La envolvente del volumen de oficinas se encuentra desfasada del volumen de viviendas superiores, enfatizando así el carácter mixto de la edificación. 

 

Distribución independiente. El zócalo del primer nivel que albergará comercios, tendrá además los halls de ingresos para las oficinas y viviendas, que se distribuirán de forma independiente. En la base se encontrarán también los accesos a los sótanos de estacionamientos y la salida de evacuación.

Desde el segundo hasta el octavo nivel se instalarán las oficinas. En cada piso habrán 19, para un total de 133 espacios. En cuanto a las viviendas, estas se ubicarán entre los pisos 9 y 19. Serán unidades flat, con 15 viviendas en cada nivel, mientras que el piso 20 albergará 13 viviendas, 8 flats y 5 dúplex. El acceso a estas últimas estará en la azotea, donde además se encontrarán las áreas comunes como piscina, sum, zona de parrilla, juegos, vestidores y gimnasio.

Los 180 estacionamientos están distribuidos en siete sótanos. En el primero de ellos estarán los servicios generales como administración, cuarto de control, de basura, subestación, grupo electrógeno, entre otros ambientes.

El carácter mixto del edificio en conjunto se evidencia en su volumetría. La envolvente del volumen de oficinas se encuentra desfasada del volumen de viviendas, y se caracteriza por una materialidad más densa dentro del conjunto, enfatizando así la diferencia de usos dentro del inmueble.

El proyecto contempla un área construida total de 19,932.49 m2. Los sótanos comprenden 6,889.28 m2, el primer piso cuenta con 697.32 m2, los pisos de oficinas con 4,702.04 m2, mientras que los pisos para viviendas y la azotea tendrán 7,600.78 m2. El área para el cuarto de máquinas de los ascensores es de aproximadamente 43 m2. Connect posee una altura aproximada de 57 m más azotea y techos.

Para el zócalo comercial del primer nivel, situados aparte de un área libre con terrazas, se han destinado seis estacionamientos que se distribuirán entre los propietarios o locatarios de esa zona.

Oficinas boutique, un formato en auge. Un aspecto especial de las oficinas de Connect Barranco radica en su formato boutique, orientado a micro, pequeñas y medianas empresas, así como a profesionales independientes y emprendedores que buscan ampliar sus opciones de negocio e ingresos.

Según el director ejecutivo de Edifica, Jorge Ruiz, las oficinas boutique se han abierto paso en los últimos años dentro del ámbito empresarial, ya que suelen estar ubicadas en zonas poco congestionadas y resaltan por su modernidad, innovación y diseños exclusivos.

“Al ser edificios de oficinas boutique, los propietarios accederán a lo último en modernidad tecnológica como la domótica, que con un solo comando, control remoto o celular puede manejar la luz, las cortinas, el Smart TV, cámaras de vigilancia, aire acondicionado, asegurar o abrir las puertas interiores de la oficina”, señala la compañía.

Además, introduce conceptos como el facility service para gestionar de forma más práctica los requerimientos de limpieza, necesidades logísticas, entre otros. Según Ruiz, los family offices son una opción que favorece al crecimiento profesional y dar un paso más en cualquier carrera.

Un entorno favorable. El proyecto de Edifica se emplaza en el cruce de las avenida Miguel Grau con el jirón Carlos Arrieta, con un volado de 50 cm a partir del segundo nivel hasta el octavo piso, configurando el cuerpo de oficinas. La zona destaca por su carácter comercial y cercanía a lugares de interés público como museos, parques, centros de estudio, instituciones religiosas, entre otros.

Asimismo, su ubicación en el cruce de dos vías favorece el campo visual hacia el parque del Estadio Chipoco y al Museo de Arte Contemporáneo. Las viviendas, al encontrarse en los pisos superiores, cuentan con amplias vistas hacia la Costa Verde y la bajada Armendariz, entre Barranco y Miraflores. Ello responde a la decisión de maximizar el área vidriada de las viviendas, sacando máximo partido de ellas.

Como parte del estudio de orientación en la concepción de Connect, se priorizó la optimización de la demanda energética. Ante ello, se consideraron las características del terreno y la orientación este-oeste predominante del mismo. Para las oficinas se planteó un diseño de fachada reticular modulable con un bajo porcentaje de vanos, a fin de asegurar un confort tanto térmico como visual.

Accesos. Si bien el uso del primer nivel es fundamentalmente comercial, tiene también la función básica de articular la conexión del exterior respecto a los diferentes accesos del edificio, diferenciados según su tipo. Así, se encuentran un hall de oficinas, otro de viviendas y el ingreso a los estacionamientos.

En cuanto a los accesos peatonales, existen dos principales bien diferenciados. El hall de oficinas da a la avenida Miguel Grau, siendo esa vía su punto de ingreso dada su relación espacial con el comercio; mientras que al hall de viviendas se accede desde el jirón Carlos Arrieta, a fin de mantener un carácter más privado.

Los accesos vehiculares, por su parte, han sido establecidos hacia el jirón Carlos Arrieta, con el objetivo de que la rampa de acceso no fragmente la distribución de usos y circulaciones del primer piso.

Comunicaciones verticales. Los núcleos verticales del edificio, uno para viviendas y el otro para oficinas, se encuentran claramente diferenciados. Desde el sótano 6 hasta el piso 8 se ubica el núcleo de circulación vertical de las oficinas, y está conformado por una escalera presurizada de evacuación y la caja de ascensores de oficinas.

En tanto, el núcleo de circulación de viviendas, compuesto también por escalera de evacuación y caja de ascensores, hace posible el tránsito a partir de todos los niveles del sótano hasta la azotea. La escalera de este núcleo es utilizada en los pisos superiores como una segunda escalera de evacuación de las oficinas, que da directamente a la calle.

La escalera de sótanos del núcleo de viviendas es presurizada y difiere de la de los pisos superiores. Esta es exclusiva para las unidades de vivienda y está disponible para los sótanos desde el hall de estas. Los ascensores para viviendas se cierran en los sótanos destinados a oficinas en los pisos 2 a 8 por motivos de seguridad y privacidad, con un registro para mantenimiento en los pisos 3 y 6.

Publicado en revista Proyecta 44.