El sistema Tubest reduce hasta un 45% el peso de una estructura metálica

Almacenes, hangares, naves industriales, supermercados, colegios y otras infraestructuras que requieren grandes luces hoy tienen una alternativa constructiva que alivia el peso de su estructura manteniendo una alta resistencia en sus elementos. La empresa Tupemesa ofrece al mercado su sistema Tubest, un sistema constructivo conformado por piezas tubulares de acero que destaca por su bajo peso estructural y su alta resistencia.

“El sistema constructivo Tubest es similar al acero reticulado y alma llena, pero es más eficiente. Es una pieza tubular de bajo peso en su estructura. Nuestras planchas son delgadas, pero con rigidizadores. De esta forma bajamos hasta un 45 por ciento de peso en comparación con el alma llena o los tubos cuadrados. Lo bueno es que uno aprovecha la ingeniería para mejorar la resistencia”, informa el product manager de Tubest, ingeniero Igor Bedriñana.

El especialista explica que el Tubest consigue que la estructura tenga geométricamente mayor momento de inercia con el mismo material. “Eso se logró colocando rigidizadores a los segmentos de sección tubular. Es complicado que la gente crea, pero hemos hecho todos los cálculos y sustentos que los convencen. Por ejemplo, en una ocasión, un proyecto de 180 toneladas lo bajamos a 105 en un proyecto diseñado originalmente en tubos cuadrados, hemos tenido reducciones de hasta 50 por ciento en peso con proyectos de alma llena. Es el mismo nivel de carga y resistencias en base a las normas peruanas, pero con menos material”, indica.

Otra de las ventajas en comparación con otras alternativas, es que el sistema Tubest está diseñado para fabricarlo en planta y llevarlo para el montaje en obra, lo que también se traduce en menor tiempo de instalación. “Es una gran ventaja frente al alma llena. Nosotros podemos controlar la calidad desde la fabricación, algo que no se puede tener en obra. Esto permite tener costos bajos manteniendo buena calidad. En este caso, se puede decir que tenemos como competencia a los sistemas reticulados, pero éstos no están homologados. En tanto, el Tubest tiene mucho más que aportar abaratando costos en material y mano de obra a nivel de minería, de centros comerciales, colegios, hospitales, inclusive pueden aplicarse a naves más pequeñas como salas de conferencias. Es muy versátil”, destaca el ingeniero Bedriñana.

KIT TUBEST

En ese contexto, el especialista de Tupemesa, informa que el sistema Tubest se alista para una nueva expansión al mercado. “Tupemesa proyecta vender kits bajo la perspectiva de Tubest. Los kits incluirán los tubos para vigas y columnas, accesorios y todo el listado de materiales que se requieran, además de un manual de instalación. En este momento estamos terminando de homologar normas, que incluyen tolerancia, soldaduras y otras. Si con Tubest ya se ahorra tiempo, con los kits se ahorrará mucho más. Esto servirá hasta para clientes nuevos en el tema de instalación porque todo estará detallado en un manual. Los clientes tendrían menos problemas, precio más preciso por metro cuadrado y entregaríamos el Tubest ya soldado, pintado, con pernos ya para instalar”, comenta.

Inicialmente, este kit estará orientando a tres campos: naves industriales, galpones para animales y módulos temporales. “La ventaja en este caso será la reducción en el costo de instalación. Al ser una tecnología modular prefabricada, ya todo viene listo para armar. Es decir, el ahorro sería significativo, además, el peso también será menor. Es un producto que competirá entre otros, que podría estar al mismo precio, pero cuando se transporte es menos peso, menos camiones, menos gasto y para instalar es menos tiempo. El ahorro es notable. En otros países ha empezado a reemplazar a otros sistemas. Esto quiere decir que la necesidad de construir rápidamente, grandes luces de entre 15 a 35 metros, la calidad no bajará jamás”, puntualiza y agrega que espera tener listo el primer kit Tubest durante el primer trimestre del 2018.