Mercedes Castro: “Luego de 36 meses, las microfinancieras han otorgado 38,000 créditos para mejoras sanitarias”

A lo largo del Perú, las condiciones sanitarias dentro de los hogares en zonas periféricas no son las mejores. Ante este hecho, la ONG Agualimpia impulsó el proyecto CrediAgua, una iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con recursos del AquaFund y del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), que involucró a entidades microfinancieras en la entrega de créditos a familias de escasos recursos económicos para realizar mejoras sanitarias dentro de sus viviendas.

El proyecto tenía la meta de colocar 2,000 créditos, pero a lo largo de tres años, Financiera Edyficar, Mibanco y Financiera Confianza han entregado más de 38,000 créditos a igual número de familias. Conversamos con la representante de Agualimpia, Mercedes Castro, quien comenta que en 36 meses el proyecto ya se empoderó.

¿Cómo nació CrediAgua? Nació por la necesidad de lograr mejoras sanitarias dentro de las viviendas de familias de bajos recursos. Así, CrediAgua es un proyecto que básicamente trabaja para que las familias puedan tener acceso al agua y saneamiento a través de microfinanzas en Perú.

¿Quiénes participan? Es un proyecto que ejecuta la ONG Agualimpia y que financia al ciento por ciento un fondo no reembolsable del BID, a través del Fomin, que es el Fondo Multilateral de Inversiones y otro que se llama Aquafund. Ha demorado 36 meses en ejecutarse y básicamente consistió en empoderar y capacitar a las microfinancieras socias del proyecto para que otorguen créditos a las familias de bajos ingresos económicos que viven en zonas periurbana, en los anillos de la ciudad, cuyas viviendas ya se conectan a las red pública de agua y desagüe a través de una EPS, que las provee de estos servicios, pero no tienen infraestructura interna adecuada.

¿Como cuáles? A pesar de que el Estado ha hecho una importante inversión en el tendido de redes y otorga el agua para que pueda ser usada dentro de la vivienda, muchas familias aún utilizan silos o letrinas. Además no han hecho una instalación directa al sistema de alcantarillado y en el caso del agua potable solo tienen uno caño y de ahí con mangueras llenan baldes para otras áreas de la casa. Ante esta situación el proyecto plantea y ofrece una guía para que realicen las mejoras internas con el financiamiento que se le otorga para comprar materiales y equipos. Las microfinancieras otorgan créditos bajo el sistema de autoconstrucción para lo cual se ha impartido capacitación técnica a los pobladores para velar por la calidad de las implementaciones.

¿Las microfinancieras se han encargado también de la parte técnica? No. La parte técnica es una coordinación de la ONG Agualimpia y Mexichem, empresa que produce los tubos Pavco. Los fines de semana, ellos han capacitado a los beneficiarios de los créditos. Las microfinancieras informaban donde se ubicaban los grupos y se convocaba a las familias y también a los gasfiteros de la zona para que mejoren sus capacidades.

MICROFINANCIERAS

¿Cuántas financieras han participado? Específicamente se trabajo con Edyficar, Mibanco y Financiera Confianza, pero sabemos que hay otras microfinancieras que ya están replicando el proyecto. La idea es que este proyecto escale, que haya un replica.

¿Hay otras ONG que replican este modelo? Hay iniciativas para mejoras sanitarias en los hogares, por ejemplo, la de Water for People. El Banco Mundial, en este momento, está con la ONG Agualimpia desarrollando CrediAgua y con la ONG water.org que trabaja también en el mismo sentido. Con la experiencia ganada tenemos que evitar dobles esfuerzos y ahorrar en errores.

CrediAgua empezó a fines de 2013 y entre Edyficar, Mibanco y  Financiera Confianza se han entregado créditos para mejoras sanitarias, lo que significa unos 130 millones de soles colocados. El BID está satisfecho de haber sobrepasado la meta de entregar 2,000 créditos, informó Mercedes Castro. 

 

¿Cuántas entidades convocaron al inicio del proyecto? El proyecto había que hacerlo. Iniciarlo como un pequeño piloto para que se convierta en un gran piloto. Primero convocamos a Edyficar porque tenía la mayoría del mercado en ese segmento. Era importante tomar una microfinanciera a la que otras quisieran emular, después hubo una fusión de financiera Edyficar con el grupo BCP y resultó Mibanco, que continuó con estas operaciones. Luego invitamos a Financiera Confianza. Y ahora esperamos que cajas municipales, cajas rurales y otras microfinancieras se sumen y repliquen el proyecto ya que se ha probado que es totalmente sostenible.

COLOCACIONES

¿Cuántas intervenciones se han hecho? CrediAgua ha durado 36 meses. Empezó a fines de 2013 y entre Edyficar, Mibanco y Financiera Confianza se han entregado más de 38,000 créditos para mejoras sanitarias, lo que significa unos 130 millones de soles colocados.

¿Cuál es el proceso de evaluación de los beneficiarios? La microfinanciera evalúa al potencial cliente, evalúa el riesgo, su capacidad de pago y determina el monto y el tiempo del crédito. Es a libre mercado y a la tasa de interés que determinen las microfinancieras. Nosotros recibimos información mensual de las personas favorecidas, con todos sus datos, para iniciar la capacitación técnica de forma grupal. Posteriormente, por una exigencia del BID se verificó que se haya hecho la mejora, las instalaciones pactadas.

¿Cuál ha sido el resultado? Hemos visto que un 65 por ciento de las familias que solicitaron los créditos indicando que harían una mejora sanitaria, si las realizaron. El resto no, pero tampoco se les puede culpar porque hay que entender la falta de calidad en sus viviendas, hay que entender que la pobreza es integral. No solo les hacía falta agua en la cocina o en el baño, sino que a lo mejor pidieron un préstamo pensando en cambiar el techo o poner piso o unas ventanas porque ya venía el invierno. Al final, la idea, el gran poder de la microfinanciera es que ya se les habló a las familias de la necesidad de hacer un baño y de cómo va a cambiar su vida. La fuerza de ventas conoce de esto y tiene todo el poder para empoderar a las familias para que pida esos créditos y hagan esas mejoras sanitarias.

En provincias. ¿Cómo ha funcionado CrediAgua? El piloto se concentró en cuatro regiones: Cusco, Arequipa, Callao y Lima. La de mayor crecimiento ha sido Arequipa. ¿Por qué? Creo que es por la idiosincrasia de la gente. La réplica se hace más rápido por el boca a boca. Ha sido muy impresionante ver a familias muy empoderadas, con muchas ganas de salir adelante.

¿Quién decide la mejora? Las microfinancieras tienen el poder de sensibilizar a la familia para que realice los arreglos en su casa. Y a pesar que la decisión en una familia es conjunta, la mujer tiene mucho que ver. Ellas son muy afectadas por la falta de un baño adecuado, de agua en la cocina, un lavadero multiuso, un tanque elevado. Todas esas deficiencias implica que las mujeres, luego de trabajar fuera, lleguen a su casa y pasen el día o la noche acarreando agua de un lado a otro, hacia dónde se necesita. Las niñas, las adolescentes, las mujeres, en general necesitan un baño apropiado donde haya privacidad y comodidad.

RESULTADOS

¿Cuál ha sido la respuesta del BID frente a los resultados? El BID nos ha felicitado. Están muy satisfechos de que hayamos sobrepasado la meta de entregar 2,000 créditos. Luego de 36 meses las microfinancieras han otorgado 38,000 créditos para mejoras sanitarias. Ahora queremos ver cómo escalar este proyecto. Vamos a ver cómo pasar a otras etapas interesantes de escalabilidad.

¿Qué les faltó? Algo que hubiéramos podido hacer, por ejemplo, es conocer a la familia antes de que hiciera la mejora sanitaria, ver la condición en la que vivían. Esto lo hemos verificado después, cuando se han ejecutado las obras. Pero algo importante fue la flexibilidad para que la familia pueda recibir su crédito, comprar sus materiales y planificar sus obras con las expectativas que tenían.

Para la ONG Agua Limpia, el proyecto fue muy retador. Nos parecía complejo llegar a que las microfinancieras entreguen 2,000 créditos. Pero después del primer piloto que tuvo una duración de tres meses, éstas encontraron que era un proyecto de crecimiento exponencial, que era muy rentable y que la tasa de morosidad es muy baja, menor al 1 por ciento. Entonces todo empezó a facilitarse porque había un mercado muy necesitado. Había una ausencia del Estado para poder ayudar intradomiciliariamente, o sea dentro de los hogares. Había tierra fértil.

¿Sigue CrediAgua? Como proyecto, CrediAgua prácticamente está cerrado. Pero sé que Mibanco le está dando escala nacional. Incluso han dictado un curso por Internet a sus ejecutivos de todas sus agencias a nivel nacional para que empiecen a empoderar a las familias para otorgarles créditos para mejoras sanitarias. Financiera Confianza ha informado lo mismo. CrediAgua se ha empoderado.

Publicado en revista Agua y Saneamiento Ed. 1. Lima-Perú.