BIM más allá del diseño y construcción

El concepto BIM (Building Information Modeling) cada vez está más metido en la mente de los profesionales de la construcción, especialmente, como una nueva tecnología que permite solucionar problemas de interferencias antes de empezar las obras. Sin embargo, va más allá. El BIM apoya y resuelve problemas de mantenimiento a lo largo de la vida útil de cualquier infraestructura.

Para el director of Asset Management at Microdesk, George Broadbent, la gestión de activos del BIM es muy importante porque “cuando se hace un proyecto que tendrá posiblemente 50 años de vida útil, donde más dinero se gasta para mantenerlo a futuro es en la operación de sus instalaciones. Del cinco por ciento del costo de los 50 años, por ejemplo, el 15 por ciento es en construcción y el 80 por ciento se va en el mantenimiento de operación. Por eso es importante la gestión de activos. Todo ese proceso permite transparencia en el costo y en planificación de presupuestos”.

El profesional destaca que el BIM no es solo un modelo en tres dimensiones como muchos lo ven. Dice que es un proceso que permite trabajar de manera más eficiente en cada uno de los estadíos del diseño y construcción. “Si implementamos un proceso BIM podemos demostrar que se puede ahorrar dinero en la parte de diseño y construcción y aprovechar esa información para que la puedan usar en el mantenimiento operativo del edificio”, comenta.

En los últimos 10 años, BIM ha estado evolucionando de manera rápida, sin embargo, Broadbent, puntualiza que es en los últimos cinco se ha incrementado y acelerado su condición. Por ejemplo, en el Reino Unido los estándares de construcción se han elevado. “Los gobiernos usan tecnología BIM en sus proyectos públicos; así que ahora las empresas constructoras y de diseño lo han comenzado a implementar y se han dado cuenta que ahorran dinero”, informa.

Para el director of Asset Management at Microdesk, George Broadbent, la gestión de activos del BIM es muy importante porque “donde más dinero se gasta para mantenerlo a futuro es en la operación de sus instalaciones”, afirma.

 

Según algunas estadísticas, con BIM se puede ahorrar aproximadamente el 7% del costo de construcción y en términos de tiempo de cada 16 meses de construcción cuando se usa BIM se puede acortar un mes el cronograma. Es decir, el diseño ha empezado a tomar mayor relevancia a la hora de edificar, ya que es allí cuando se detectan las fallas antes de empezar a construir. “Hacer mayor esfuerzo en construcción significa cambios en obra y eso al final cuesta más”, indica el especialista.

En el Perú, el BIM es relativamente nuevo. Lo vienen usando empresas como Graña y Montero, Cosapi y JJC “que están documentando sus ahorros, pero que no comparten su información. En Estados Unidos es diferente. Las empresas comparten porque saben que es un beneficio mutuo. Acá conocemos que han existido ahorros. Cosapi, por ejemplo, terminó el Banco de la Nación un mes antes de lo previsto e incluso recibieron un premio por eso”, cuenta.

Con relación de las áreas de acción donde se puede utilizar BIM y el beneficio con relación a la inversión, Broadbent afirma que este no es ilimitado y se recomienda usarlo en proyectos grandes. “Pero hay algunos beneficios mayores en ciertas áreas. Tenemos vivienda como ejemplo, si voy a construir un departamento chico no vale la pena usar BIM, pero si voy a levantar varias torres es muchísimo más valioso. Lo mismo sucede con hospitales, oficinas, temas de gas, minería y petróleo. Mientras más compleja sea una obra, el beneficio es mucho más grande”, resalta.

APRENDIENDO BIM

El director of Asset Management at Microdesk informa que dentro del proceso BIM se entrelaza la información de las diversas especialidades que intervienen en el de diseño de construcción. “Así dentro del proceso se puede ubicar las interferencias que pudieran suscitarse en la edificación antes de empezarla. En BIM todo se ve en 3D. Esto es muy similar al salto que se dio del papel al CAD. Antes hacíamos el diseño a mano, las líneas representaban muros, ventanas o puertas. Con tecnología BIM todos son elementos inteligentes. Y en este trabajo tiene que existir cierta coordinación entre disciplinas” apunta. 

Destaca que no es necesario que cada especialista se encuentre dentro de la misma oficina. “Tenemos muchos clientes que se encuentran en diferentes países y ellos trabajan el mismo modelo en 3D. El arquitecto, el sanitario, el mecánico pueden estar en diferentes lugares, no importa. Cuando se ubica una interferencia y se decide cambiar la estructura del edificio, los coordinadores encargados del BIM comunicarán esta necesidad al resto del equipo. Todos los especialistas participan y solucionan el problema de las interferencias”, dice.

¿Qué especialista se encarga del BIM? Broadbent cuenta que es necesario un arquitecto o ingeniero con habilidades técnicas para manejar las herramientas. “Muchas veces nosotros ayudamos a clientes colocando gente de la empresa proveedora de BIM en sus oficinas. Ponemos gente que sabe del uso de la herramienta para que trabajen de la mano de los arquitectos e ingenieros. Además no se necesita mayor conocimiento que el que te da la universidad. Lo que si es necesario son conocimientos técnicos para saber del software. En Estados Unidos ya enseñan BIM como parte de la currícula”, informa.

Si se anticipa a las interferencias en obras y eso significa ahorro de costos en ella, podemos suponer que el BIM es el proceso anhelado en la construcción. No obstante, Broadbent aclara que para apostar por BIM y cambiar nuestro sistema es importante considerarla como una inversión y no un gasto. Además se sincera al decir que el ahorro no se aprecia desde el inicio. “El primer proyecto BIM es más caro que los siguientes, luego se reduce la inversión. Lo que ha pasado es que dicen con BIM vas a horrar tanto en el primer proyecto, eso es imposible, no hay que engañar. Esta mayor inversión siempre sucederá por el tiempo en la curva de aprendizaje”, puntualiza.

Además el BIM es todo un proceso, no es un software como muchos asumen. “Una vez que sabes cómo usarlo, se puede aplicar en diferentes proyectos, pero no puedes ver el proceso de implementación como uno solo, porque es muy caro. Si tú dices, voy a implementar BIM en un solo proyecto siempre será más caro. Sin embargo, cuando lo tienes para varios proyectos, siempre estarás elevando la valla para hacer más casas, por ejemplo. Graña y Montero implementó BIM en el año 2011 y lo siguen haciendo, lo quieren mover a construcción y a otras áreas y, mientras más experiencias vas ganando, más elevas la valla. Una vez que le das la estructura al BIM pueden hacer muchísimas cosas por tu cuenta, para cosas especificas llaman a un consultor otra vez”, detalla.

ESTÁNDARES BIM

El BIM es casi una política de construcción en varios países. Esto ha generado que los estándares se eleven ya que, entre otras cosas, se reduce el tiempo de ejecución y el panorama es mucho más transparente porque toda la información de cualquier obra está digitalizada. “Para que BIM se expanda, el Gobierno debería tomar el liderazgo y establecer una serie de estándares como lo ha hecho el Reino Unido o Chile, eso permitirá a la industria invertir en esta tecnología. Y una vez que los propietarios empiecen a ver los beneficios, esto se va a repercutir. Estos ahorros se verán en la parte de diseño y construcción. La adopción de BIM en Perú ha sido buena, pero es lenta. Y ha sido hecha por las grandes constructoras, no las medianas ni las chicas”, critica.

MANTENIMIENTO

Como toda la información de partidas, procesos, entre otros datos están ingresados en BIM conocer la vida útil de cada elemento de obra no será muy difícil indica el especialista. “Hemos encontrado estudios en Estados Unidos que teniendo un modelo y vinculando a una plataforma de gestión de activos (hay varios software que permiten este trabajo), las organizaciones se ahorran más del 5% en el costo operativo anual. ¿Por qué? Porque la información está en las manos de la gente que hace el mantenimiento de la operación de cualquier edificio. Lo que pasa en la manera tradicional es que mantenimiento visita varias veces la obra para identificar cada uno de los equipos que la componen para documentar su información. Lo que hacemos ahora es dar un modelo BIM con mucha más información desde el primer día, es decir, de los equipos mecánicos, ascensores, equipos eléctricos, sanitarios, etc. Ojo, esto no es solo el modelo BIM, esto es acompañado de una plataforma de gestión de activos que saca la información del BIM. En un edificio puedo monitorear el uso de los equipos y predecir cuándo van a fallar o cuando lo cambiaré porque todo ya está digitalizado”.

Esto trasciende obras que no solo son edificios. “Los puentes son un buen ejemplo para el tema de BIM. Se pueden catalogar todos los componentes de un puente y monitorear la condición a lo largo del tiempo y luego el ingeniero puede predecir cuáles son las áreas del puente que necesitan más atención. Lo mismo aplica para puertos. Si tienes la información lo otro es cómo usarla. Esto te permite programar los presupuestos para el mantenimiento”, finaliza George Broadbent, que es especialista invitado al seminario BIM para Gobierno organizado por DCV Consultores.

Publicado en revista Proyecta Ed. 43.