Propuestas para mejorar la seguridad y salud ocupacional en la industria minera

Es importante destacar la importancia de promover la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Las empresas responsables entienden que es vital hacerlo a través de una adecuada gestión que parta de la cultura organizacional liderada por la gerencia general.

La normativa peruana, por ejemplo, sanciona con multas que podrían llegar a 1.2 millones de soles (300 UIT) -dependiendo del sector y tamaño-, para las empresas que no promuevan una cultura de prevención de riesgos laborales que eviten incidentes, accidentes y enfermedades ocupacionales.

En ese sentido, Emilio Guardián, gerente de seguridad, salud, medio ambiente y calidad de Atlas Copco Peruana, propone cinco acciones que una empresa que opera en el sector minero o industrial debería considerar para prevenir accidentes.

1.- Adecuada Gestión de Seguridad: Según el especialista, la gestión de seguridad debe armonizar dos campos: la parte administrativa, donde se establecen los programas, estándares, procedimientos e instrucciones y la parte operacional, que es donde se ejecutan las actividades laborales del día a día. Es en el trabajo de campo u operacional que las empresas deben desplegar mayor control e inversión con la supervisión de línea para garantizar la prevención de accidentes.

2.- Cambio conductual: El nuevo enfoque de seguridad propone trabajar en la conducta de los colaboradores. Para ello se debe identificar, analizar y cuantificar las diferentes tendencias conductuales inherentes a cada colaborador y después trabajar en los diferentes aspectos encontrados con la finalidad de interiorizar la cultura de seguridad en los colaboradores dentro y fuera del trabajo.

3.- Inversión: Es necesario incluir en el presupuesto anual una partida para Seguridad y Salud Ocupacional, solo así se podrá realizar una planificación y gestión de políticas para una adecuada reducción de riesgos. El presupuesto debe incluir el desarrollo de capacidades del personal, implementación de equipos de seguridad, activaciones y la adecuación de infraestructura y desarrollo de tecnologías que faciliten la gestión de seguridad. Este presupuesto debe ser sensible y flexible a las coyunturas.

4.- Plan de Seguridad: En principio es importante conocer las normativas de cada país o sector, por ejemplo, en el sector minero la exigencia legal es más alta por el riesgo que conllevan las operaciones. Adicionalmente a los requerimientos legales mínimos, las empresas también deben establecer controles adicionales que deberán plasmarse en el plan de seguridad, como por ejemplo, control inclusive desde la selección del personal, con la única finalidad de no exponer y/o agravar cualquier condición de salud de los futuros colaboradores.

5.- Equipos de seguridad: Finalmente, destacó la necesidad de realizar una adecuada identificación de peligros y evaluación de riesgos para poder seleccionar equipos de protección personal de acuerdo al tipo de trabajo que van a realizar.

La selección no debe estar enfocada solo en lo funcional, sino también en la calidad, en el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales y superando los requerimientos mínimos. “Por ejemplo, los uniformes en Atlas Copco son hechos con fibras que repelen el aceite, protegen de los rayos UV, son respirables e impermeables, de esta manera aparte de la protección estamos generando confianza en los colaboradores ya que es visible la importancia de seguridad en la empresa”, enfatizó Guardián.