Ministro de Energía y Minas inauguró el almacén techado de minerales más grande del mundo

El ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, inauguró el almacén techado de minerales más grande del mundo, obra realizada por Impala Terminals Perú, subsidiaria de Trafigura, uno de los líderes mundiales en el comercio de materias primas.

Se trata de una tensoestructura diseñada para encapsular 120,000 m2 de superficie, con tecnología ecoamigable, que impactará positivamente en la el cuidado del medio ambiente, la salud de la comunidad y la capacidad de almacenamiento.

Al respecto, el director regional de Impala, Thomas Savage, aseguró que este obra es un compromiso de largo plazo con el Perú. “Con 30 años de actividad en El Callao, actualmente, manejamos más del 60 por ciento de los minerales que llegan al puerto chalaco desde el centro del país y estamos orgullosos de marcar un hito al inaugurar el almacén techado de minerales más grande del mundo, reafirmando así nuestro compromiso a largo plazo con el Perú”.

Para la construcción de este techado, se ha utilizado un 35% menos de estructuras metálicas en comparación con proyectos de semejantes dimensiones, tecnología LED de última generación para la iluminación nocturna, además de un diseño que permite la ventilación natural y el paso de luz durante el día, ahorrando también energía.

La estructura de cobertura consiste en una membrana tensionada de PVC con alma de poliéster, sobre arcos metálicos de celosía, que se apoyan en columnas de concreto armado y van cimentados sobre pilotes.

Los criterios de diseño consideraron los procesos de operación del Terminal, por lo cual en algunos casos los espacios entre columnas alcanzan hasta 75m x 36.5m, que hacen más eficiente los procesos de recepción, almacenaje, mezcla y despacho de concentrados. Además, para asegurar las condiciones adecuadas de trabajo, se efectuaron simulaciones de temperatura y concentración de gases al interior del almacén.

Esta obra, de US$ 34 millones, complementa una serie de inversiones emprendidas por la multinacional desde 2011, que suman US$ 170 millones e incluyen la automatización del manejo de los concentrados con fajas y un volteador de vagones, la interconexión de sus operaciones hacia la Faja Transportadora del Callao, y completa el modelo ideal para la exportación de concentrados de mineral de forma eficiente, responsable y segura.

>>>También te puede interesar: