Tupemesa: “Queremos posicionarnos como la mejor galvanizadora del Perú”

Hace algunas semanas, la empresa Tupemesa, inauguró su Planta de Galvanizado por Inmersión en Caliente, que apunta a convertirse en la mejor del país. Totalmente automatizada, tiene una capacidad de producción de 1,800 toneladas al mes de partes y piezas de acero negro que requieren protección de larga vida útil contra la corrosión; además de poco mantenimiento, lo que se traduce en un ahorro significativo de costos.

El jefe de la planta, Dante Sunción, detalló que actualmente, galvanizan las Guardavías y Alcantarillas que fabrica Tupemesa para la infraestructura vial y dan servicio a todo tipo de industria. Comentó que en comparación con otros recubrimientos, éste es un proceso económico ya que la estructura protegida puede tener una vida útil de hasta 60 años.

Dijo, también, que el trabajo de galvanizado de una pieza se puede hacer mínimo en una hora mientras que con pintura, por ejemplo, no; porque requiere varias capas para una adecuada protección. “El galvanizado es inmediato y recubre la pieza por dentro y por fuera. Además, el Zinc se adhiere al acero en una aleación metalúrgica muy fuerte. La pintura se puede desprender y con ello exponer a la estructura a la corrosión”, subrayó.

La planta de galvanizado de Tupemesa posee un horno de 7 m de largo, 1.5 m ancho y 2.5 m de profundidad. “El nivel de inmersión que usamos es 2.40 metros. Con esta capacidad podemos galvanizar piezas en doble inmersión. En horizontal protegemos piezas hasta de 11 metros, pero varía en función al diámetro y altura de la estructura. En doble inmersión en vertical, llegamos hasta casi los 5 metros”, explicó y agregó que dentro del proceso de galvanizado la planta de Tupemesa adiciona metales al baño de galvanización, mejorando notablemente la calidad del galvanizado.

Sunción dijo que el servicio apunta satisfacer varios sectores que requieren productos de largo o cero mantenimiento como torres de electricidad y telecomunicaciones, subestaciones, postes de alumbrado público, bandejas portacables, productos para redes viales como semáforos y señales de tránsito, parrillas metálicas, entre otros. “Se puede galvanizar todo lo que es de acero. En Brasil, por ejemplo, se protege la infraestructura pública mediante el galvanizado. Se galvanizan los puentes peatonales y hasta las bancas de parques. Acá para proteger algo contra la corrosión solo se usa pintura gastándose miles de soles en acabados (35% más que el costo de galvanización inicial, sin considerar mantenimiento) y sin sumar la poca vida útil de las estructuras. El compromiso de las plantas galvanizadoras debe de ser fomentar la cultura de galvanizado en el Perú”, puntualizó.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

Otra gran diferencia con otras plantas peruanas es que ésta funciona cumpliendo altos estándares sobre el cuidado del medio ambiente. La Planta de Galvanizado de Tupemesa funciona a gas natural y usa aditivos en su proceso, lo que aminora la expulsión de gases al medio ambiente. “Usamos aditivos antivapores para que los gases de los ácidos no contaminen el ambiente. Además contamos con un extractor de filtro de mangas para extraer polvos, gases, humos que se puedan generar, ahí se tratan y se limpian”, indicó Sunción.

Agregó que todo se recupera, nada se desperdicia. “Los gases de combustión que se producen en el horno lo recuperamos en un intercambiador de calor, con ello, elevamos la temperatura de nuestro Flux (tratamiento químico de aplicación de galvanizado). Parte de éstos se aprovechan para el funcionamiento del secador de los productos a planta. Todo se recircula”, indicó.

Finalmente, Sunción destacó que la calidad del galvanizado depende también de cómo ingresa el material a la planta. Por ello, recomendó a los clientes llevarlo lo más limpio de impurezas posibles. “A pesar que dentro del proceso tenemos un tratamiento de limpieza de la superficie de las estructuras lo recomendable es que el material no venga pintado, que no tenga exceso de grasas o que tenga demasiada corrosión. Además las piezas deben tener agujeros de ventilación y de drenaje. Así aseguramos productos de calidad y respuesta inmediata”, concluyó.