Nuevas oficinas de Unilever: Aplicando una filosofía de trabajo

La firma de productos masivos, Unilever, trasladó sus oficinas de La Victoria al cuarto piso del Centro Empresarial Leuro en Miraflores. Las nuevas instalaciones, sobre 2,000 m2, fueron diseñadas por el estudio 3g office. Por sus características cuentan con diversas ventajas en temas de recursos humanos y sustentabilidad.

El diseño se acopla al programa Agile Working que la compañía viene implementando a nivel mundial. Esta filosofía genera estándares y principios que buscan facilitar la productividad, eficiencia, colaboración e innovación en la empresa y sus colaboradores. Plantea un modelo de trabajo basado en las actividades diarias por lo que los nuevos espacios acompañan muy bien esa propuesta, alineándose bajo el principio de tener las mínimas restricciones y que promuevan la mayor flexibilidad.

DESCRIPCIÓN

Las nuevas oficinas reciben al visitante en una recepción de grandes dimensiones donde se remarca el nombre de la compañía lo máximo posible. Esto se nota en el revestimiento del counter de recepción donde los íconos Unilever se han integrado al diseño.

Al frente, una zona de espera decorada con un estilo vintage muestra dos gráficas originales de 1920, que muestran marcas de la compañía: Lux y Ponds. “Esto habla de la estrategia del negocio de crear marcas para toda la vida”, señala la gerente de Recursos Humanos de Unilever, Gabriela Corvetto, quien fue la Project manager de la compañía para este trabajo.

Al fondo de la recepción se aprecia un muro verde que guarda relación con la visión de sostenibilidad de la empresa. Frente a él un marketshop muestra los diversos productos que la firma maneja en el mercado. “La idea de traer las marcas es un concepto que tiene la compañía para que sean parte de tu día a día”, agrega la ejecutiva.

En el techo, las formas del grafismo de Unilever se reproducen con un cielorraso de madera OSB que le da otra textura al espacio. “Manejamos muchas texturas porque el concepto del diseño es emular una calle, por ejemplo, miraflorina que se acopla con el concepto de la firma sobre el agile working”, explica el director general de 3g office, Luis Arce.

La recepción cuenta con un muro verde y una zona de marketshop. En una esquina se encuentra un espacio con muebles antiguos y publicidades de la década de 1920 para mostrar la vigencia de las marcas. La firma posee como filosofía que no existen escritorios asignados aunque sí lockers que pueden ser personalizados.

 

El arquitecto detalla que en la planta de la firma se plasmaron tres zonas: Foco Individual, Connect y Vitality, con distribución a lo largo de toda el área.

Foco Individual: Los colaboradores no tienen asignado un escritorio sino que pueden elegir el lugar que más le guste o donde se sienta cómodos para trabajar pero respetando la filosofía de escritorios limpios. Los únicos que cuenta con uno asignado son el country manager y los asistentes, pero sus espacios son abiertos.

Dentro de estas áreas se han creado espacios más íntimos con muebles compuestos por paneles acústicos, que reducen el ruido que pueda generar la conversación y no interrumpen la concentración de los colaboradores.

La gerente detalla que los espacios de trabajo son perpendiculares a los tres grandes frentes de luz que manejan, lo que reduce el consumo de energía. “Casi ningún espacio cerrado da hacia las fachadas con lo que aprovechamos la iluminación natural”, precisa.

Connect: Son todos los espacios donde se dan reuniones tanto formales como informales. El estudio 3g office aplicó en ellos el concepto de calles creando pequeñas plazas, empleando grafismos y materiales que le dan calidez al ambiente.

En algunos casos se ha creado pequeños poyos imitando a los del Parque Kennedy (Miraflores, Lima), en otros se colocaron bancas emulando a los que uno encuentra en cualquier parque y también se halla unos cerrados por celosías que rememoran las rejas de las quintas miraflorinas. “Estos espacios se encuentran en el pasillo y son de descanso o soporte”, detalla el arquitecto.

Uno de las ambientes importantes de esta zona es la sala de directorio que cuenta con tecnología smartglass que genera privacidad en caso sea requerido. “Unilever tiene estandarizado cómo hacer las cosas y nosotros planteamos cómo peruanizar los ambientes. Por ello, hicimos un concurso de salas temáticas donde salió ganador la idea de lugares turísticos. Por ello, esta es llamada Sala Machu Picchu”, explica la ejecutiva Gabriela Corvetto.

Otra de las áreas importantes del Connect es una plaza con sistema tipo andenes donde se pueden realizar reuniones más informales y puede usarse de manera más libre. Posee texturas como la madera OSB de los andenes y el ladrillo rococho en los muros, los cuales le otorgan calidez.

El espacio se sitúa cerca de la zona de recepción y frente a dos salas de reuniones de gran tamaño: Uni y Lever. Sus nombres recuerdan al origen de la compañía, conformado por la fusión de Margarine Unie (firma holandesa de margarina) y Lever Brothers (fabricante inglés de jabones). “Esta zona de andenes nos sirve de soporte para las capacitaciones o reuniones grandes”, menciona la ejecutiva.

Entre los detalles de los espacios creados para la zona Connect figuran poyos que se asemejan a los del Parque Kennedy así como otros que están cerrados por celosías que rememoran las rejas de las quintas miraflorinas. La cafetería de la zona Vitality posee una de sus paredes revestida por ladrillo rococho y sobre él cuelgan publicidades de la década de 1940. El ‘Game Room’ es una zona de diversión y es además multifuncional.

 

Vitality: Las zonas de vitalidad proponen espacios de break e integración para recargar las energías a los que se puede acceder desde el acceso derecho de la zona de recepción.

El primer espacio es el “Meeting Box” donde los proveedores pueden mostrar sus productos a los colaboradores en los llamados “miércoles de beneficios”, o también puede funcionar como espacio de reunión informal. Está decorado con ladrillo rococho, madera OSB y publicidades originales de décadas pasadas, que le dan un toque vintage.

El siguiente ambiente es el “Vitality Corner”, una cafetería que tiene una privilegiada vista hacia la terraza. Uno de sus muros es forrado con imágenes de productos de Unilever mientras otro es revestido con ladrillo rococho y sobre él cuelgan publicidades de la década de 1940. El cielorraso de drywall repite los grafismos de Unilever que apreciamos en el ingreso, reflejándose además en el piso de porcelanato brillante.

Posteriormente sigue el “Game Room”, un lugar que destaca por ser el punto de descanso y diversión de los colaboradores. Sus muros están revestidos por detalles relacionados a los videojuegos. Hay un televisor y una mesa de ping-pong a la que le da diferentes usos. “Se ha usado para reuniones o para alguna activación”, comenta la ejecutiva.

“Cuando una empresa hace este tipo de cambios de manera de trabajar, existe la duda que algunos espacios no se usarán pero aquí es todo lo contrario. De acuerdo a encuestas post-mudanza, todos los ambientes son utilizados”, puntualiza el arquitecto.

SUSTENTABILIDAD

La firma Unilever ha apostado por la sustentabilidad en el desarrollo de sus nuevas oficinas. Agregado al muro verde de la recepción, se han colocado plantas autorregantes, se emplearon luces LED, se ha aplicado una filosofía de gestión de residuos y además se ha aplicado la tecnología para una mayor eficiencia en el uso del papel.

 

Más en revista Proyecta Ed. 37.

Artículos relacionados (por etiqueta)