Acreedores laborales de Doe Run Perú pagarían US$ 139.3 millones por sus activos

La Junta de Acreedores de Doe Run Perú (DRP), presidida por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), aprobó, por mayoría, la solicitud de adjudicación de los activos de esta empresa formulada por los acreedores laborales. Se trata del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y la Unidad Minera Cobriza (UMC).

El liquidador de DRP (la firma Dirección Integral y Gestión Empresarial - DIRIGE) informó que los valores de adjudicación son US$ 70.6 millones para la UMC; y, US$ 68.7 millones para el CMLO. El acreedor peticionario tendrá un plazo de 30 días hábiles para pagar el total de US$ 139.3 millones y suscribir la respectiva escritura pública. Ese plazo, incluida la posible prórroga, se extenderá hasta el 15 de junio de 2018. Vencido el tiempo sin que se haya cumplido con pagar el precio acordado la adjudicación solicitada quedará sin efecto.

 

 

Para evitar esto, trascendió que los trabajadores estarían buscando socios inversionistas para cumplir con este compromiso. El dirigente del sindicato, Luis Castillo, dijo que los casi 2,000 trabajadores del complejo tienen US$ 50 millones que les corresponden como acreedores laborales y buscan US$ 90 millones de inversionistas para adquirir la planta y la mina.

La sesión de Junta se realizó en cumplimiento de lo establecido en la Ley General del Sistema Concursal, siguiendo el procedimiento regulado en la Guía de Adjudicación. De esta manera, la solicitud de adjudicación de la UMC fue aprobada con el 90.13%, y el CMLO con el 90.13% de los votos a favor, respectivamente.